Preguntas frecuentes sobre la vacuna para el COVID-19

Escriba la palabra/frase a buscar y presione Enter.

Actualizado el 5/3/21

  • Datos de vacunación de Rhode Island.
  • La vacuna contra el COVID-19 es segura y muy eficaz contra enfermedades graves, evita que se infecte con COVID-19 y lo protege de las variantes del virus.
  • Las vacunas contra el COVID-19 no transmiten la enfermedad.
  • Puede experimentar síntomas después de recibir la vacuna, lo que significa que el sistema inmunitario está funcionando. Los síntomas pueden incluir dolor o hinchazón en la parte superior del brazo, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular y escalofríos.
  • Las personas completamente vacunadas solo deben usar mascarilla en las siguientes situaciones:

Vacunación contra el COVID-19 en Rhode Island

Actualizado 3/26/21

Al igual que las pruebas de COVID-19, hay diferentes maneras de vacunarse en Rhode Island. Usted puede vacunarse en sitios de vacunación estatales, farmacias locales seleccionadas (CVS, Walgreens, Walmart y Stop & Shop) y otros sitios de vacunación locales y regionales, como clínicas administradas por ciudades y pueblos, hospitales, centros de salud comunitarios y otros sitios en la comunidad. Obtenga información sobre cómo vacunarse en un centro estatal, en una farmacia local o en un centro de vacunación local o regional.

Tenga en cuenta lo siguiente: Para vacunarse en Rhode Island, debe vivir, trabajar o asistir a la escuela en Rhode Island.

Actualizado el 5/20/21

Encuentre el centro de vacunación más cercano en C19VaccineRI.org.

No. A partir del 29 de abril, ya no será necesario tener una cita para vacunarse en tres centros de vacunación estatales y dos centros regionales:

  • 100 Sockanosset Cross Road, Cranston;
  • Dunkin' Donuts Center, 1 La Salle Square, Providence;
  • 1400 West Main Road, Middletown;
  • 585 Taunton Ave., East Providence;
  • Johnston Recreation Center, 1741 Atwood Ave., Johnston.

A partir del 29 de abril, ya no será necesario tener una cita para vacunarse en las 80 farmacias CVS, Walgreens, Walmart y Stop & Shop seleccionadas en todo el estado.

Para encontrar el centro de vacunación más cercano, ingrese en el Buscador de centros de vacunación del Departamento de Salud de Rhode Island (RIDOH).

Actualizado 4/29/21

En vaccinateRI.org, primero debe elegir el centro de vacunación al que desea acudir.

A continuación, introducirá la información personal y de contacto, y la información del seguro médico (para los que tienen seguro médico, si no tiene seguro médico, puede omitir esta sección y seguir concretando una cita para vacunarse gratuitamente) e información sobre su salud. Después ya puede buscar disponibilidad para concretar una cita.

Actualizado el 5/4/21

Si no tiene acceso a una computadora, puede llamar a la línea telefónica automatizada al 844-930-1779. La línea telefónica está disponible en inglés y español. En este número, solicitará que le devuelvan la llamada y alguien le ayudará con su cita de vacunación.

También puede llamar al 2-1-1. En el 2-1-1, una persona capacitada puede ofrecerle ayuda para programar citas en VaccinateRI.org. Esta ayuda está disponible en varios idiomas, es gratuita para todos los habitantes de Rhode Island y está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana. Sus amigos o familiares también pueden ayudarle a concretar una cita. Una persona puede programar y consentir la vacunación, ya sea en línea o por teléfono, por otra persona con su aprobación verbal.

Actualizado 4/15/2021

Se puede llegar por medio de transporte público a la mayoría de los sitios de vacunación en el estado. Para ver las rutas de transporte y las posibles distancias a pie, visite www.ripta.com e introduzca su información de viaje en el planificador de viajes de RIPTA en la página principal. El sitio web también tiene mapas detallados y horarios para cada ruta de RIPTA. Si necesita ayuda o no puede visitar la página web, llame al equipo de atención al cliente de RIPTA al 401-781-9400.

A partir del lunes 19 de abril, RIPTA ofrecerá transporte gratuito para cualquier persona que viaje hacia o desde una cita de vacunación contra el COVID-19. Para más información o para aprovechar este programa, póngase en contacto con el servicio de atención al cliente de RIPTA enviando un correo electrónico a [email protected] o llamando al 781-9400.

Cualquier persona inscrita en Medicaid o mayor de 60 años puede utilizar el servicio de transporte médico no urgente que ofrece MTM. El transporte puede reservarse en línea en https://www.mtm-inc.net/mtm-link/  o llamando a MTM al 855-330-9131 (TTY: 711) al menos dos días laborables antes de la cita. Si no está inscrito en Medicaid, puede haber un pequeño costo para programar un transporte. Para obtener más información sobre el servicio de transporte médico no urgente, consulte esta Hoja de preguntas frecuentes.

 

Yes, for a limited time. In partnership with the White House, Uber and Lyft are offering free rides to vaccine appointments through July 4. Uber will offer up to four rides (up to $25 each) to and from your vaccine appointments. To schedule a ride through Uber, open the Uber app and tap Vaccine. Tap Get your free ride, find your vaccination location and select your ride.
 

To use Lyft, users will be asked to provide a few details to receive a code they can apply to rides requested in the Lyft app to and from a vaccination site near them. Ride codes will cover up to $15 each for two rides. Ride codes can be used for Lyft rideshare, bike or scooter rides during standard pharmacy operating hours (6:00 a.m. to 8:00 p.m.).

Actualizado el 5/6/21

Preséntese a la hora programada. Las citas se organizan de manera que se eviten las aglomeraciones. Si se ha registrado, habrá una vacuna disponible para usted. No debe preocuparse por el agotamiento de suministro en la clínica.

No necesita una tarjeta de identificación ni de seguro médico para vacunarse, pero si tiene esos documentos, le pedimos que los traiga.

Use una mascarilla y ropa holgada que permita un fácil acceso a la parte superior del brazo. Siga las medidas de distanciamiento social en la cita.

La jeringa de la vacuna que reciba en su cita puede tener la punta de diferente color (por ejemplo, rosa o azul). Los colores se refieren al tamaño de la aguja utilizada. La diferencia de tamaño entre las agujas es pequeña. No está predeterminado quién recibe qué tipo de tamaño de aguja. Las clínicas de vacunación utilizan las agujas que fueron suministradas junto con la vacuna.

Recibirá un carné de vacunación que indicará qué vacuna recibió y la fecha y el lugar de vacunación. Si recibe una vacuna que requiere una segunda dosis (por ejemplo, Moderna o Pfizer), el carné también indicará la fecha más cercana posible en que puede recibir la segunda dosis.

Le recomendamos que programe una cita para la segunda dosis mientras esté en el centro recibiendo la primera dosis. Después de recibir la vacuna, se le pedirá que permanezca en el centro durante un período de observación de 15 a 30 minutos. Podrá programar su segunda cita durante este período de observación.

Most vaccination sites in Rhode Island are equipped to offer non-arm injections.

Updated 6/9/21

Vaccines often cause our immune systems to respond in a way that shows the vaccine is working. This is healthy, normal, and expected. You may experience a sore arm, headache, fever, or body aches, but they should go away within a few days. Some people have no side effects from getting vaccinated.

If you have any symptoms of COVID-19 following vaccination, stay home, call a healthcare provider, and get tested.

If you have any of the following severe symptoms after vaccination or in general, seek medical care right away:

  • Chest pain; shortness of breath; feelings of having a fast-beating, fluttering, or pounding heart
  • Severe or persistent headaches or blurred vision; shortness of breath; chest pain; leg swelling; persistent abdominal pain; easy bruising or tiny blood spots under the skin beyond the injection site

Actualizado el 2/25/21.

Si recibe una vacuna que requiere una segunda dosis (por ejemplo, Moderna o Pfizer), le recomendamos que programe su segunda dosis antes de abandonar el centro de vacunación. Podrá programar su segunda cita durante este período de observación.

Las vacunas a menudo causan que nuestro sistema inmunológico responda de una manera que demuestra que la vacuna está funcionando; lo que es saludable, normal y previsto. Es posible que experimente dolor en el brazo, dolor de cabeza, fiebre o dolores corporales, pero deberían desaparecer en pocos días. Si experimenta algún síntoma de el COVID-19 después de la vacunación, quédese en casa, llame a un proveedor de atención médica y realice una prueba.

  • Como aún puede haber una pequeña posibilidad de que pueda infectarse y transmitir el virus a otras personas, una vez que haya recibido una vacuna contra el COVID-19, continúe usando su mascarilla y mantenga la distancia de cualquier persona que no viva con usted.
  • Qué esperar después de recibir la vacuna (solo en inglés): https://youtu.be/EILCpte7GSw (video de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades [CDC, por su sigla en inglés]).

Qué esperar después de recibir la vacuna (solo en inglés): https://youtu.be/EILCpte7GSw (video de el CDC).

Actualizado 5/14/21

Después de vacunarse, las personas deben continuar aplicando las pautas relativas a la prevención, las pruebas, la cuarentena y el aislamiento. Es probable que las personas experimenten síntomas después de recibir una vacuna de ARNm contra la COVID-19. Esta es una lista de síntomas y de lo que debe hacer si los experimenta:

  1. Síntomas locales (p. ej., enrojecimiento o inflamación en el lugar de la inyección, dolor muscular o molestia en el brazo): es poco probable que esto esté relacionado con la COVID-19. Puede ir al trabajo o a la escuela, y no se necesitan pruebas adicionales.
  2. Síntomas generalizados (p. ej., fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares en todo el cuerpo o dolor en las articulaciones): estos síntomas podrían estar relacionados con el COVID-19 o con la vacuna contra esta enfermedad. Quédese en casa y no vaya al trabajo ni a la escuela; llame a un proveedor de atención médica y hágase una prueba de COVID-19.
  3. Síntomas respiratorios (p. ej., goteo nasal, congestión, tos, dificultad para respirar y pérdida del gusto o del olfato): estos podrían estar relacionados con la COVID-19. Quédese en casa y no vaya al trabajo ni a la escuela, llame a un proveedor de atención médica y hágase una prueba de COVID-19.
  4. Síntomas gastrointestinales (p. ej., dolor de vientre, náuseas, vómitos y diarrea): estos podrían estar relacionados con la COVID-19. Intente quedarse en casa y no ir al trabajo ni a la escuela, llame a un proveedor de atención médica y hágase una prueba de COVID-19.

Si tiene alguna pregunta sobre otros síntomas que puede estar sufriendo después de vacunarse contra el COVID-19, comuníquese con su proveedor de atención médica.

Actualizado el 4/26/21

No, las vacunas contra el COVID-19 se proporcionarán sin costo alguno. Las personas encargadas de administrar las vacunas pueden cobrar una tarifa por administrar la inyección a una persona, pero no le cobrarán a la persona que recibirá la vacuna.

No importa dónde se vacune (centro de vacunación estatal o farmacia), los proveedores de la vacuna contra el COVID-19 no pueden cobrarle si la administración de la vacuna es el único servicio que se presta.

No se le puede negar a nadie la vacunación con base en la cobertura o red de atención médica. Además, los proveedores no pueden exigir servicios médicos adicionales para administrar la vacuna.

Actualizado el 17 de febrero de 2021

Si, las personas que no tienen seguro medico recibiran la vacuna contra el COVID-19 sin costo. 

 

Actualizado el 2/1/21.

Sí, los inmigrantes indocumentados son elegibles para recibir una vacuna en Rhode Island. No se harán preguntas sobre el estado migratorio en las citas de vacunación. No compartimos información con las autoridades de inmigración. *Tenga en cuenta que, para recibir las vacunas que se administran en Central Falls, es posible que se solicite un comprobante de residencia (por ejemplo, identificación, licencia de conducir, factura de servicios públicos o factura de alquiler). Esto se debe a que los miembros de la comunidad tienen prioridad para recibir la vacuna. Para obtener más información y consultar los recursos para los inmigrantes indocumentados, haga clic aquí.

22/1/2021

El Gobierno federal asigna la cantidad de vacunas en base a la cantidad de habitantes. 

Updated 4/9/2021

Actualmente, el Departamento de Salud de Rhode Island no exige que las personas se vacunen contra el COVID-19. Sin embargo, algunos empleadores pueden exigir u obligar al personal a vacunarse. Consulte con su empleador para ver si tienen normas que se apliquen a usted.

La vacuna COVID-19 es segura y muy eficaz contra las enfermedades graves y evita que te infectes con COVID-19.

Actualmente, ni los estados ni el gobierno federal exigen que el público en general se vacune contra ninguna enfermedad, aunque los estados sí exigen que los niños se vacunen contra enfermedades como la poliomielitis y sarampión antes de ir a la escuela y a la guardería.

Rhode Island permite a las familias optar por no vacunarse, ya sea por razones médicas u objeciones religiosas. Rhode Island exige la vacunación a los estudiantes universitarios y a determinados trabajadores del sector salud, también con excepciones.

Los requisitos actuales de vacunación en Rhode Island se aplican a los trabajadores de salud, a los trabajadores de guarderías y a los estudiantes. Estos requerimientos se encuentran en los reglamentos del Departamento de Salud de Rhode Island (RIDOH) sobre regulaciones sobre inmunizaciones, pruebas y exámenes de salud para los trabajadores de saludregulaciones sobre inmunizaciones y pruebas de enfermedades transmisibles en preescolares, escuelas, colegios o universidades. Ambos se aplican a los trabajadores empleados en centros con licencia estatal.

Actualizado el 5/13/21 
 

El RIDOH está colaborando con tres agencias, Alert Ambulance, MedTech Ambulance y PACE, para administrar las vacunas contra el COVID-19 a los residentes de Rhode Island confinados en sus casas.

También llamaremos a personas mayores que viven en Rhode Island para ayudarlos a registrarse y obtener citas para vacunarse en los centros de vacunación o en el domicilio (para quienes no puedan salir). Esta es una ampliación del programa que iniciamos para habitantes de Rhode Island que están confinados en sus casas.

El RIDOH recomienda que aquellas personas que pueden presentarse en los centros de vacunación de manera segura fuera de su casa lo hagan. Si usted no puede salir, comuníquese con la agencia adecuada para programar una cita (según el lugar donde vive) ingresando en c19vaccineRI.org.

 

Actualizado el 4/29/21

En general, es posible que solo una vacuna esté disponible a través de un profesional de la salud o una clínica de vacunación. Comuníquese con un proveedor de atención médica si tiene preguntas o inquietudes específicas sobre una vacuna contra el COVID-19 frente a otra.

Las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna usan ARN mensajero (ARNm) para enseñar a las células cómo fabricar la proteína “espiga” del virus SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19). Esto genera una respuesta inmunitaria en el organismo. Aunque el COVID-19 es una nueva enfermedad causada por un virus nuevo, los investigadores han estudiado y trabajado con vacunas de ARNm durante décadas. Este tipo de vacunas requieren de dos dosis para brindar la mayor protección contra el virus que causa el COVID-19. Una persona se considera completamente vacunada dos semanas después de haber recibido la segunda dosis de una vacuna de ARNm.

La vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson usa un vector de adenovirus 26 (Ad26) que produce una parte del ADN que se usa para fabricar la proteína “espiga” del virus SARS-CoV-2 (el virus que causa el COVID-19). Aunque los adenovirus son un grupo de virus relativamente frecuentes, el Ad26, que puede causar síntomas de resfriado y conjuntivitis, se modificó para la vacuna de manera que no pueda propagarse en el organismo y provocar una enfermedad. Después de que una persona se vacuna, el organismo puede producir la proteína espiga de manera temporal, lo cual conlleva una respuesta inmunitaria contra el virus que causa el COVID-19. Esta vacuna requiere de una dosis. Una persona se considera completamente vacunada dos semanas después de haberse vacunado.

Todas las vacunas contra el COVID-19 disponibles en Rhode Island son seguras y altamente efectivas contra la forma grave de la enfermedad, y reducen el riesgo de contagiar a otras personas.

Updated 6/8/21

The Pfizer-BioNTech, Moderna, and Johnson & Johnson (Janssen) vaccines are authorized for emergency use in the US.

Updated 6/8/21

WHO has authorized the following COVID-19 vaccines: Pfizer-BioNTech; Oxford/AstraZeneca vaccines (including versions produced by AstraZeneca-SKBio [Republic of Korea] and the Serum Institute of India); Johnson & Johnson (Janssen); Moderna; Sinopharm; and Sinovac.

Actualizado el 5/21/21

Es posible que las personas hayan recibido una vacuna contra el COVID-19 que actualmente no esté autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).

No tenemos datos sobre la seguridad ni la protección de una vacuna aprobada en los Estados Unidos o por la OMS después de haber recibido otra vacuna contra el COVID-19 no aprobada en los EE. UU. o por la OMS.

Sin embargo, algunas personas que recibieron una vacuna contra el COVID-19 que no está actualmente autorizada por la OMS ni la FDA en los Estados Unidos deben analizar con un proveedor de atención médica los riesgos y beneficios de recibir una segunda vacuna que sí esté autorizada por estos organismos.

Se recomienda esperar al menos 28 días después de la última dosis de la vacuna antes de iniciar una nueva serie con la vacuna aprobada por la FDA.

  • Vacunas contra el COVID-19 que no están autorizadas por la FDA, pero sí están autorizadas para el uso en emergencia por la OMS
    • Las personas que completaron una serie de vacunación con una vacuna autorizada para el uso en emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) no necesitan dosis adicionales de una vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA.
    • Las personas parcialmente vacunadas con una serie de vacuna contra el COVID-19 autorizada para el uso en emergencia por la OMS pueden recibir una serie de vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA.
  • Vacunas contra el COVID-19 que no están autorizadas por la FDA ni autorizadas para el uso en emergencia por la OMS
    • Las personas que completaron una serie parcial o total de vacunación contra el COVID-19 con una vacuna no autorizada por la FDA ni autorizada para el uso en emergencia por la OMS pueden recibir una serie de vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA.

La administración de una vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA a estas personas debe cumplir todas las condiciones de uso que se especifican en la autorización de uso en emergencia (EUA) para la vacuna que se utilice.

Si usted recibió una vacuna que no está actualmente autorizada en los Estados Unidos y no tiene un registro que diga qué vacuna es, debe analizar con su proveedor de atención médica la posibilidad de recibir una vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA.

El tiempo mínimo entre la última dosis de una vacuna no autorizada por la FDA y una vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA es de 28 días.

Actualizado el 11 de febrero de 2021

Si recibió la primera dosis a través de su empleador, pero no acudió a la cita para la segunda dosis, comuníquese con él directamente para programar otra cita para recibirla. Si no acudió a la cita para la segunda dosis y no se inscribió directamente a través de su empleador, comuníquese a través de [email protected] para solicitar que dicha cita se reprograme.

Las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establecen que la segunda dosis debe administrarse lo más cerca posible del intervalo recomendado (21 días después de la primera dosis para las vacunas de Pfizer-BioNTech y 28 días para las vacunas de Moderna). Sin embargo, si no es posible mantener ese intervalo recomendado, la segunda dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna puede programarse para ser administrada hasta seis semanas (42 días) después de la primera dosis. Actualmente, hay datos limitados sobre la eficacia de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 si se colocan fuera de ese intervalo. Si bien no hay suficientes datos sobre la eficacia, cuando se producen demoras que no pueden evitarse, la segunda dosis puede administrarse pasado ese período; no es necesario volver a empezar la serie.

Updated 4/28/2021

Sí. Una persona de 16 o 17 años en Rhode Island puede firmar un formulario de consentimiento de vacunación por sí misma y no necesita estar acompañada por un padre o tutor para recibir una vacuna.

De acuerdo con la ley estatal 23-4.6-1 de las Leyes Generales de Rhode Island (RIGL), “(a) Cualquier persona que sea mayor de dieciséis (16) años o esté casada puede otorgar su consentimiento para recibir atención médica o quirúrgica de rutina o emergencia. En caso de ser menor de edad, el padre o la madre pueden otorgar el consentimiento”.

Actualizado 3/17/2021

Puede cancelar su cita para la vacuna COVID-19 haciendo clic en la opción “cancelar” de su correo electrónico de confirmación o enviando un correo electrónico a [email protected] con su solicitud.

Updated 5/24/21

If they are making an appointment at a State-run vaccination site, people who are age 12-17 must sign up for a clinic offering Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine. The Moderna COVID-19 vaccine and Johnson & Johnson (Janssen) COVID-19 vaccine are for people age 18 or older only.

COVID-19 Vaccine Record

Actualizado 4/9/21

Los residentes de Rhode Island ahora pueden obtener una copia de su registro de vacunación contra el COVID-19 en portal.ri.gov/VaccineRecord. A través de este sitio web, puede buscar e imprimir un comprobante de la vacuna contra el COVID-19. Si necesita una segunda dosis de la vacuna, este registro le informará cuándo es elegible para recibir la segunda dosis. Tome en cuenta que solo las personas que hayan recibido la vacuna COVID-19 en Rhode Island podrán consultar su historial de vacunación en línea.

Si tiene problemas para encontrar su cartilla de vacunación o no puede hacerlo en línea, puede llamar al 401-222-8022 para obtener ayuda. Si ya llamó al 401-222-8022 y todavía no puede localizar su cartilla de vacunación, por favor, complete el formulario de solicitud de corrección de la cartilla de vacunación de COVID y envíelo por correo electrónico a [email protected]. Si es posible, incluya una copia de su tarjeta de vacunación.

Actualmente no tenemos la capacidad de enviar por correo electrónico o por correo postal un registro de vacunación. Por favor, guarde su tarjeta de vacunación. Si tiene un teléfono inteligente, se recomienda tomar una foto de su tarjeta de vacunación con su teléfono para que siempre tenga una copia con usted.

RICAIR provides a lifelong immunization registry used for preventive care and control of vaccine preventable disease. RICAIR maintains all records of immunizations in one secure database, regardless of where the vaccine is administered.
 

Medical providers and pharmacies receiving vaccine supplied by the State of Rhode Island are required to participate in RICAIR by electronic data reporting (or by actively working toward establishing electronic reporting). Only medical providers and authorized users have access to this confidential, secure database to help ensure that Rhode Islanders are protected against vaccine preventable diseases.
 

Please email [email protected]  or call 401-222-5960 for questions regarding RICAIR.

Para solicitar el agregado de registros de vacunación al Registro de vacunación de niños y adultos (RICAIR) para las primeras dosis administradas en otros estados o en Rhode Island, pero que no aparecen en el sistema del RICAIR después de cinco días, complete este formulario https://go.usa.gov/xHnX6 y envíelo junto con una copia de su tarjeta de vacunación a [email protected] o por correo postal a:

RICAIR/KIDSNET Updates

3 Capitol Hill, Room 302

Providence, RI 02908

You may opt out of RICAIR at any time at https://kidsnet.health.ri.gov/optout/. Please be aware that deleted immunization records cannot be restored and are not available for proof of vaccination.

Members of the public may choose to carry a physical or digital copy of their vaccination record in case they are asked to show evidence of vaccination. The official COVID-19 vaccination verification documents available in Rhode Island at this time include:

• Your COVID-19 Vaccination Record card

• A printed or digital photo of the front and back of your COVID-19 Vaccination Record card

• A printed copy or screenshot of your COVID-19 vaccination record page from Rhode Island’s Vaccine Record Lookup Portal at portal.ri.gov/VaccineRecord.

Información sobre la vacuna COVID-19

Actualizado 3/11/2021

Las vacunas de Moderna y Pfizer requieren dos dosis. La vacuna de Johnson & Johnson (Janssen) requiere una dosis. Si recibe una primera dosis de Moderna o Pfizer, es importante que reciba la segunda dosis porque dos dosis son las que han demostrado ser eficaces durante los ensayos clínicos.

Los CDC siguen estudiando y supervisando cuánto dura la efectividad de las vacunas contra el COVID-19 y aún no hay recomendaciones sobre si es necesario aplicar una dosis de refuerzo.

Seguridad de las vacunas para el COVID-19

Updated 5/27/21

There have been a small number of cases of myocarditis and pericarditis among people after getting the mRNA COVID-19 vaccines (Pfizer-BioNTech or Moderna vaccines). Myocarditis is inflammation (swelling) of the heart muscle. Pericarditis is inflammation (swelling) of the lining outside the heart. These cases have been extremely rare and are not known to be related to the vaccines. Cases have been mostly in adolescents and young adults; more often in males than in females; more often after the second dose than the first dose; and typically occur within four days after vaccination.

Since the cases are rare and mostly mild, the benefits of the COVID-19 vaccines still far outweigh the rare, possible risk of heart complications. The CDC has seen a very small number of these cases and there are more than 4 million people younger than age 18 who have been vaccinated.

CDC continues to recommend that everyone age 12 or older get vaccinated. Multiple safety systems, including the Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) and the Vaccine Safety Datalink (VSD) continue to monitor reports of myocarditis/pericarditis closely.

Updated 5/27/21

Be on the lookout for any of the following symptoms:

  • Chest pain
  • Shortness of breath
  • Feelings of having a fast-beating, fluttering, or pounding heart

Seek medical care immediately if you think you or your child have any of these symptoms within a week after COVID-19 vaccination.

Actualizado 3/24/20

No, las vacunas no causan la enfermedad por COVID-19. Sin embargo, las vacunas pueden provocar que su sistema inmunitario responda. Esta es una señal de que la vacuna y su sistema inmunitario están funcionando.

Está previsto que las personas experimenten síntomas después de la vacunación con cualquiera de las vacunas disponibles actualmente. Las personas pueden sentir una molestia en la parte superior de los brazos, algunos dolores, fiebre y fatiga. Es posible que estos síntomas sean más evidentes que los que se experimentan con la vacuna contra la influenza. Esto es completamente normal, y los síntomas desaparecerán en unos días. Es posible que algunas personas no experimenten síntomas.

Se prevé que algunas personas que están vacunadas contra el COVID-19 se contagiarán.

Los estudios clínicos han demostrado que las vacunas contra el COVID-19 son muy efectivas, pero ninguna lo es al 100 %.

Es por esto por lo que algunas personas que están completamente vacunadas contra el COVID-19 aun así se enfermarán.

El hecho de que la tasa de positividad entre las personas vacunadas sea tan baja es una señal de la efectividad de la vacuna contra el COVID-19. Esta es otra razón por la que las personas deberían vacunarse cuando sean elegibles.

 

COVID-19 vaccines are very safe, highly effective at preventing serious illness, and even prevent symptoms of COVID and transmitting disease. A very small percentage of fully vaccinated people will still get COVID-19. These are known as COVID-19 vaccine breakthrough cases.

People are considered fully vaccinated two or more weeks after they get a single dose of the Johnson & Johnson (Janssen) vaccine or the second dose of a two-dose series (Pfizer and Moderna vaccines).

COVID-19 vaccine breakthrough cases are only reported for vaccines approved by the Food and Drug Administration (FDA). They are not reported for non-FDA-approved vaccines, such as AstraZeneca.

 

Even though the COVID-19 vaccines are highly effective, they are not 100% effective. Some people who are fully vaccinated against COVID-19 will still get infected with COVID-19. You can also be fully vaccinated and get infected, but not have any symptoms.

 

Nationally, only a very small percent of fully vaccinated people got COVID-19.

From January 2021 to April 2021, only 1 person per 10,000 people or 0.01% of people vaccinated in the US and US territories reported infection.

As of May 1, 2021, the Centers for Disease Control and Prevention (CDC) is only reporting breakthrough cases for people who were hospitalized or died. Of these cases, fewer than 1 person per 10,000 people or 0.01% of people vaccinated in the US and US territories reported infection.

La seguridad es la prioridad más importante. Las vacunas para el COVID-19 se han evaluado en ensayos clínicos muy grandes con personas de diferentes edades, razas y etnias para garantizar la seguridad. Se han seguido todos los pasos de seguridad; las vacunas para el COVID-19 se someten a las mismas pruebas que otras vacunas para confirmar que son seguras. A fin de garantizar la seguridad de las vacunas en Estados Unidos, se lleva a cabo un riguroso proceso de desarrollo y aprobación. Una vez que se aprueba una vacuna, se implementan varios sistemas para garantizar su seguridad de forma continua. Consulte las respuestas anteriores para conocer cómo se determina la seguridad de una vacuna durante el proceso de aprobación.  

Después de que se aprueba y se distribuye una vacuna, se utilizan sistemas de control de vacunas para comprobar que no haya posibles efectos secundarios. Si se observa un efecto secundario inesperado, los expertos realizan una evaluación para determinar si es necesario implementar cambios en las recomendaciones de la vacuna.  

El Sistema para Informar Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS) es un programa nacional de control de seguridad de las vacunas desarrollado por la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC). El VAERS recopila y analiza información de informes de eventos adversos (p. ej., efectos secundarios) que ocurren después de que se aprueba y se distribuye una vacuna. Todas las personas pueden presentar un informe al VAERS a través del siguiente enlace: https://vaers.hhs.gov/reportevent.html. Hay Sistemas para Informar Reacciones Adversas a las Vacunas disponibles en el Departamento de Defensa, el Departamento de Asuntos Internos y el Servicio de Salud para Indígenas Estadounidenses.  

Además del VAERS, hay varios programas e iniciativas disponibles para controlar la seguridad de las vacunas, incluidos los siguientes: el Proyecto de Enlace de Datos sobre la Seguridad de las Vacunas y el Proyecto de Evaluación de la Seguridad de la Inmunización Clínica de los CDC; y el Sistema de Seguridad y Eficacia Biológicas y la Iniciativa Sentinel de la FDA. Para obtener más información sobre los diferentes sistemas, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety.html.  

 

Actualizado el 14 de diciembre de 2020.

V-safe es una herramienta para teléfonos inteligentes, desarrollada por los CDC, que usa mensajes de texto y encuestas en línea para ofrecerle chequeos de salud personalizados luego de recibir la vacuna para el COVID-19. Con esta herramienta, puede informar a los CDC rápidamente sobre la aparición de cualquier efecto secundario después de recibir la vacuna. Según sus respuestas, algún miembro de los CDC podría llamarlo para verificar cómo está y pedirle más información. Además, v-safe le recordará cuando deba recibir la segunda dosis de la vacuna para el COVID-19, si corresponde.

Usar la herramienta v-safe de los CDC marca la diferencia: su participación ayuda a mantener la seguridad de las vacunas para el COVID-19. Para obtener más información sobre v-safe, visite el sitio de los CDC. 

Actualizado 3/11/2021

Las vacunas COVID-19 que ya han sido autorizadas se probaron en grandes ensayos clínicos con personas de diferentes edades, razas y etnias, así como con personas con diferentes condiciones de salud subyacentes. Casi la mitad (42%) de los participantes en el estudio de Moderna pertenecen a grupos de alto riesgo. Esto significa que son mayores de 65 años o que padecen enfermedades crónicas como diabetes, obesidad grave y enfermedades cardíacas. Más de un tercio (37%) de los participantes en el estudio pertenecen a comunidades de color. Diez por ciento de las personas que se inscribieron en los ensayos clínicos de Pfizer y Moderna son de raza negra.

Para más información demográfica y sobre la edad de los ensayos clínicos de Pfizer ingrese aquí. Para más información demográfica y sobre la edad de los ensayos clínicos de Moderna ingrese aquí y para más información demográfica y sobre la edad de los ensayos clínicos de Janssen ingrese aquí.

Actualizado el 5/14/21

La vacuna de Pfizer ha sido autorizada para personas mayores de 12 años. Las vacunas contra el COVID-19 de Moderna y Janssen (Johnson & Johnson) han sido autorizadas para personas mayores de 18 años. Tanto Moderna como Pfizer han comenzado los ensayos clínicos para sus vacunas contra el COVID-19 en niños más pequeños. Esperan tener los resultados a finales del verano de 2021.

Vacuna contra el COVID-19 para adolescentes de 12 a 15 años

La vacunación es clave para proteger a los adolescentes dentro y fuera de la escuela. Esta población específica representa un porcentaje en aumento de los casos de COVID-19 tanto en Rhode Island como a nivel nacional. Un pequeño porcentaje de adolescentes infectados por el COVID-19 pueden contraer una enfermedad inflamatoria grave, MIS-C entre dos y seis semanas después de infectarse con el virus.

En el ensayo clínico, la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech (Pfizer) fue 100 % efectiva en la protección contra la infección sintomática por COVID-19 en más de 2200 participantes de 12 a 15 años.

Sí. La FDA autorizó la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech para la administración a adolescentes mayores de 12 años. En un ensayo clínico de gran envergadura que incluyó a más de 2200 adolescentes de 12 a 15 años, se demostró que las personas en este grupo etario toleraron bien la vacuna. Los participantes presentaron síntomas leves posteriores a la vacunación (efectos secundarios) similares a los que tuvieron las personas de 16 a 25 años en estudios anteriores.

A partir de ahora, los adolescentes de 12 a 15 años cumplen los requisitos para recibir solamente la vacuna de Pfizer-BioNTech, ya que las de Moderna y Johnson & Johnson (Janssen) están autorizadas solo para personas mayores de 18 años.

En un ensayo clínico de gran envergadura, la vacuna de Pfizer-BioNTech demostró una efectividad del 100 % en la prevención de la infección sintomática por COVID-19 y produjo respuestas inmunitarias potentes en más de 2200 participantes de 12 a 15 años sin antecedentes del virus. En el ensayo, hubo 16 casos de COVID-19 en 978 adolescentes del grupo que no se vacunó y 0 casos en los 1005 participantes del estudio vacunados.

Las vacunas contra el COVID-19 deben cumplir los mismos estándares que el resto de las vacunas para garantizar que sean seguras. No se salteó ningún paso relacionado con la seguridad.

 

Existen algunos motivos por los que las vacunas contra el COVID-19 estuvieron disponibles mucho más rápido que una vacuna habitual. Lo importante es que hubo mucha colaboración en la comunidad científica para desarrollar una vacuna. Al tratarse de una pandemia, se invirtió una gran cantidad de tiempo y recursos en todo el mundo para desarrollar varias vacunas contra el COVID-19.

 

Además, los investigadores tuvieron una ventaja inicial en el desarrollo de la vacuna porque ya se habían hecho investigaciones sobre coronavirus similares. Estas incluyen los virus que causaron el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo grave (SARS). Asimismo, el gobierno comenzó a producir dosis de ciertas vacunas contra el COVID-19 cuando llegaron a los ensayos de fase 3. De esta manera, cuando se determinó que estas vacunas eran seguras y efectivas, las personas pudieron recibirlas de manera inmediata.

Actualizado el 5/20/21

No. De acuerdo con los CDC, es seguro vacunarse contra el COVID-19 aunque recientemente haya recibido otra vacuna. Los CDC recomendaban esperar 14 días entre la última vacunación y la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, pero las guías actualizadas indican que las vacunas contra el COVID-19 pueden administrarse al mismo tiempo que otras vacunas o alrededor del mismo período. Si tiene alguna duda o inquietud, consulte con su proveedor de atención médica.

Los síntomas posteriores a la vacunación contra el COVID-19 son frecuentes. En un ensayo clínico de gran envergadura, los participantes de 12 a 15 años tuvieron síntomas similares a aquellos observados en participantes de 16 a 25 años en estudios anteriores. Se hará un seguimiento a todos los participantes del ensayo clínico para determinar la seguridad y la protección a largo plazo por un período de dos años después de la segunda dosis.

La vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech puede provocar síntomas posteriores a la vacunación como dolor en el brazo donde se aplicó la inyección, cansancio, dolor de cabeza, escalofríos, dolor muscular, fiebre y dolor en las articulaciones. Estos deberían desaparecer en unos pocos días. A excepción del dolor en el lugar de la inyección, los adolescentes informaron estos síntomas con más frecuencia después de la segunda dosis en comparación con la primera.

Algunas personas no tienen ningún síntoma después de vacunarse. Los síntomas son frecuentes y son un signo de que el organismo está generando protección. Si estos no desaparecen después de unos días, es necesario consultar con un proveedor de atención médica.

Actualizado el 5/20/21

No. La pauta de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech es la misma para todas las personas mayores de 12 años, independientemente del peso o el tamaño. Además, los adolescentes mayores de 12 años deben seguir el programa estándar de dos dosis para la vacuna de Pfizer-BioNTech, cuya segunda dosis debe administrarse 21 días después de haber recibido la primera. Para obtener más información, consulte la Guía para proveedores de atención médica que administran la vacuna.

Aunque no es obligatorio por ley, se prefiere que los adolescentes de 12 a 15 años se presenten acompañados por su padre, madre o tutor, o por otra persona mayor de 16 años, para recibir la vacuna contra el COVID-19 en cualquier centro de vacunación masiva patrocinado por el estado. Además, al registrarse con anticipación o al registrarse en el centro, el padre, la madre o el tutor debe dar su consentimiento.

Sí. El padre, la madre o el tutor deberá dar su consentimiento primero en www.vaccinateRI.org o antes de la vacunación en el centro.

Los adolescentes de 12 a 15 años no pueden obtener una cita de vacunación sin el consentimiento del padre, la madre o el tutor.

No. Siempre que el padre, la madre o el tutor dé su consentimiento en nombre del adolescente antes de que se vacune, no es necesario que vuelva a registrarse. El registro no es un paso de relevancia legal en el proceso de vacunación.

No. No habría forma de verificar la paternidad o la tutela, y no habría registro de la prueba de consentimiento.

De acuerdo con las leyes estatales de Rhode Island, cualquier persona que sea mayor de 16 años o esté casada puede otorgar su consentimiento para recibir atención médica o quirúrgica de rutina o emergencia. En caso de ser menor de edad, el padre, la madre o el tutor puede otorgar el consentimiento.

Sí. Los adolescentes de 12 a 15 años pueden programar una cita de vacunación contra el COVID-19 en un centro de vacunación estatal, regional o local, o en una farmacia seleccionada, siempre que este lugar ofrezca la vacuna de Pfizer-BioNTech.

La única vacuna autorizada para adolescentes de 12 a 15 años es la de Pfizer-BioNTech, ya que las de Moderna y Johnson & Johnson (Janssen) están autorizadas para mayores de 18 años.

Sí, pero deben estar acompañados por su padre, madre o tutor para que dé su consentimiento para la vacunación.

Aunque no es obligatorio por ley, se prefiere que los adolescentes de 12 a 15 años se presenten acompañados por su padre, madre o tutor, o por otra persona mayor de 16 años, para recibir la vacuna contra el COVID-19 en cualquier centro de vacunación masiva patrocinado por el estado. Además, al registrarse con anticipación o al registrarse en el centro, el padre, la madre o el tutor debe dar su consentimiento.

 

Los estudiantes pueden preguntar a los directivos si habrá más eventos en el distrito.

Se recomienda a los estudiantes, las familias y el personal escolar que no esperen en caso de perderse el evento de vacunación en la escuela. En la actualidad, hay muchas citas disponibles en distintos lugares dentro del estado. Encuentre el centro de vacunación más cercano en C19VaccineRI.org.

Contraindicaciones y las vacunas para el COVID-19

 Actualizado el 3/3/21.

Si padece alergias que no están relacionadas con las vacunas (por ejemplo, alergias a los alimentos, las mascotas o el látex), el CDC recomiendan que reciba la vacuna contra el COVID-19. Comuníquese con un proveedor de atención médica si tiene alguna pregunta.

Si ha tenido una reacción alérgica a otros tipos de vacunas, el CDC recomiendan que consulte con un proveedor de atención médica para decidir si puede recibir la vacuna contra el COVID-19.

Si ha tenido una reacción alérgica al polietilenglicol (PEG) o al polisorbato, el CDC recomienda que no reciba ninguna vacuna de ARNm contra el COVID-19. Esto se debe a que el PEG se encuentra en las vacunas de ARNm contra el COVID-19. El polisorbato no se encuentra en las vacunas de ARNm contra el COVID-19, pero está estrechamente relacionado con el PEG.

Si ha tenido una reacción alérgica grave a cualquiera de los componentes de la vacuna contra el COVID-19 de Janssen, el CDC recomiendan que no reciba la vacuna de Johnson& Johnson (Janssen). Los componentes de la vacuna de Janssen incluyen ácido cítrico monohidrato, citrato trisódico dihidrato, etanol, 2-hidroxipropil-β-ciclodextrina (HBCD), polisorbato-80 y cloruro de sodio.

Si tiene una reacción alérgica a una vacuna de ARNm contra el COVID-19, el CDC recomiendan que no reciba la segunda dosis. Los ejemplos de reacciones alérgicas incluyen urticaria, hinchazón, sibilancias, mareos y debilitamiento, además de las reacciones que deben tratarse con epinefrina o EpiPen© o atención hospitalaria. Para obtener más información, consulte las recomendaciones de el CDC para las personas con alergias: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019- ncov/vaccines/safety/allergic-reaction.html y https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/info-by- product/clinical-considerations.html?CDC_AA_refVal=https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/info-by- product/pfizer/clinical-considerations.html.

 

Actualizado 3/24/21

Una reacción alérgica se considera grave cuando una persona necesita ser tratada con epinefrina o EpiPen© o si debe acudir al hospital. Un ejemplo de reacción grave es la anafilaxia.

Una reacción alérgica inmediata significa una reacción dentro de las cuatro horas siguientes a la vacunación, e incluye síntomas como urticaria, hinchazón o sibilancias (dificultad respiratoria). 

Actualizado el 4/28/21

Vacunarse es una elección personal. De acuerdo con los CDC, cualquiera de las vacunas contra el COVID-19 actualmente autorizadas puede administrarse a personas embarazadas o en período de lactancia.

Las personas embarazadas o en período de lactancia deben analizar los riesgos y los beneficios de la vacunación con su proveedor de atención médica antes de vacunarse.

Con respecto a las personas embarazadas:

Las personas embarazadas son más propensas a enfermar gravemente de COVID-19 en comparación con personas no embarazadas. Si tienen COVID-19, pueden tener un riesgo mayor de desenlaces adversos del embarazo, como un parto prematuro, en comparación con personas embarazadas que no tienen COVID-19.

Los CDC recomiendan que las personas embarazadas se vacunen contra el COVID-19, ya que vacunarse durante el embarazo puede protegerlas contra la forma grave de la enfermedad.

Las personas embarazadas deben tener en cuenta el riesgo de exposición al COVID-19, los riesgos de la forma grave de la enfermedad, los beneficios confirmados de la vacunación y la evidencia limitada, pero en aumento sobre la seguridad de las vacunas contra el COVID-19 durante el embarazo.

Consultar con un proveedor de atención médica podría ayudarlas a decidir cuándo vacunarse.

Los CDC y la FDA tienen sistemas de vigilancia de la seguridad vigentes para recolectar información sobre la vacunación durante el embarazo y supervisarán estrechamente dicha información.

La mayoría de los embarazos registrados en estos sistemas están en curso, de manera que aún no tenemos información sobre los desenlaces. Necesitamos hacer un seguimiento a largo plazo de los embarazos para comprender los efectos sobre el embarazo y los lactantes.

Lea el nuevo informe de los CDC en el New England Journal of Medicine: Preliminary Findings of mRNA COVID-19 Vaccine Safety in Pregnant Persons.

Para obtener más información, visite la página de los CDC sobre las consideraciones de vacunación contra el COVID-19 para personas embarazadas.

Con respecto a las personas en período de lactancia:

Los ensayos clínicos sobre las vacunas contra el COVID-19 actualmente autorizadas para el uso de conformidad con una autorización para el uso en emergencia en los Estados Unidos no incluyeron personas en período de lactancia. Debido a que las vacunas no se estudiaron en esta población específica, no hay datos disponibles sobre lo siguiente:

  • La seguridad de las vacunas contra el COVID-19 en personas en período de lactancia.
  • Los efectos de la vacunación sobre el lactante.
  • Los efectos sobre la producción y excreción de la leche.

Las vacunas contra el COVID-19 autorizadas en la actualidad son vacunas no replicativas, lo cual significa que son capaces de crear una respuesta inmunitaria pero no de reproducirse dentro de las células huésped. Debido a que las vacunas no replicativas no representan un riesgo para las personas en período de lactancia ni sus bebés, también se considera que las vacunas contra el COVID-19 no representan un riesgo para el lactante. Por lo tanto, las personas en período de lactancia pueden elegir vacunarse.

Actualizado el 4 de enero de 2021

Sí, aun así debe colocarse la vacuna contra la COVID-19. No sabemos cuánto tiempo está protegido de volver a contraer la enfermedad luego de haberse recuperado de ella.

Actualizado el 4 de enero de 2021

No. No puede colocarse la vacuna si está infectado actualmente. Si dio positivo para COVID-19, debe esperar hasta que haya completado el período de aislamiento y se lo considere recuperado. No es común que las personas que vuelven a contraer COVID-19 se contagien dentro de los 90 días de haberse recuperado de la primera infección. Por este motivo, puede retrasar su vacunación hasta que hayan pasado 90 días de la infección, si lo desea.

Updated 2/26/21

 

Taking antihistamines or fever-reducing medications before vaccination is not recommended. This is because there is not enough information on their impact on mRNA COVID-19 vaccine effectiveness, and because they could prevent you from noticing a symptom of allergic reaction or anaphylaxis.

However, you may take fever-reducing medications after vaccination, if medically appropriate.

Actualizado el 5/18/21

Sí. De acuerdo con los CDC, es seguro vacunarse contra el COVID-19 aunque recientemente haya recibido otra vacuna. Los CDC recomendaban esperar 14 días entre la última vacunación y la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, pero las guías actualizadas indican que las vacunas contra el COVID-19 pueden administrarse al mismo tiempo que otras vacunas o alrededor del mismo período. Si tiene alguna duda o inquietud, consulte con su proveedor de atención médica.

Updated 5/18/21

Yes. According to CDC, it is safe to get the COVID-19 vaccine at the same time as other vaccinations. Your healthcare provider will decide the timing that is best for you. If you are getting the COVID-19 vaccine at the same time as another vaccine, your healthcare provider may give you the shots in the same arm or in different arms or legs, depending on which vaccine(s) you are getting.

Sí, puede recibir la vacuna contra el COVID-19 cuando esté en ayunas por motivos religiosos, como el Ramadán, o por motivos personales, como el ayuno intermitente. La vacuna será igual de efectiva. Muchos líderes y grupos religiosos también dicen que la vacuna no rompe el ayuno religioso.

Vacunas y prevención del COVID-19

Updated 6/9/21

Yes. COVID-19 vaccination reduces the risk of COVID-19 and its potentially severe complications. All COVID-19 vaccines currently authorized for use in the US helped protect people against COVID-19, including severe illness, in clinical trial settings. So far, studies that have looked at how COVID-19 vaccines work in real-world settings (vaccine effectiveness studies) have shown that these vaccines are working well.

Vaccine effectiveness studies provide growing evidence that mRNA COVID-19 vaccines (Pfizer-BioNTech and Moderna) offer similar protection in real-world conditions as they have in clinical trial settings, reducing the risk of COVID-19, including severe illness, among people who are fully vaccinated by 90 percent or more. Most vaccine effectiveness data now available are related to mRNA vaccines.

In addition to providing protection against COVID-19, there is increasing evidence that COVID-19 vaccines also provide protection against COVID-19 infections without symptoms (asymptomatic infections). COVID-19 vaccination can reduce the spread of disease overall, helping protect people around you.

Actualizado 3/11/2021

Se considera que las personas están completamente vacunadas dos o más semanas después de haber recibido la segunda dosis de una serie de dos dosis (para las vacunas Pfizer y Moderna) o dos o más semanas después de haber recibido la dosis única de la vacuna de Johnson y Johnson.

Those who received one dose of a two-dose vaccination series are not considered fully vaccinated and are not exempt from the mask mandate at this time.

The guidance on wearing masks has not changed for unvaccinated people or partially vaccinated people, who should continue to wear a mask and maintain social distance, particularly when indoors or in crowded outdoor settings.

To protect their friends, family, and community, unvaccinated people age 2 and older should wear a well-fitted mask in public settings and when around people who don’t live in their household. Unvaccinated people do not need to wear a mask outdoors if they practice social distancing or when they are at small outdoor gatherings where all other guests are fully vaccinated.

Actualizado el 5/18/21

Las personas completamente vacunadas solo deben usar mascarilla en las siguientes situaciones:

    • En actividades comerciales que lo requieran
    • En escuelas y contextos de cuidado de niños
    • En contextos de atención médica como hospitales, consultorios médicos, atención médica a domicilio y residencias de ancianos
    • En transportes públicos como aviones, autobuses y trenes
    • En centros de transporte de los EE. UU. como aeropuertos y estaciones
    • En lugares que prestan servicios a personas sin hogar
    • En otros estados, ciudades y pueblos, naciones tribales o territorios que tengan leyes, normativas y regulaciones distintas de las del estado de Rhode Island

El término “completamente vacunado” significa que una persona recibió todas las dosis recomendadas de una vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA o la OMS y que transcurrieron más de 14 días desde que recibió la dosis final. Aun así, deberá seguir manteniendo la distancia de las personas con las que no vive.

 

Actualizado el 4/14/21

Sí, aún deberá mantener el distanciamiento físico  después de vacunarse. Debido a que aún puede haber una pequeña posibilidad de infectarse y transmitir el virus a otras personas, una vez que haya recibido cualquier vacuna contra el COVID-19, siga usando mascarilla y mantenga la distancia de cualquier persona con la que no viva.

Si está completamente vacunado, hay una serie de medidas que puede tomar ahora. Descubra lo que puede hacer una vez que esté completamente vacunado aquí.

Actualizado el 5/3/21.

Si ha estado en contacto cercano con alguien que obtuvo un resultado positivo en una prueba de COVID-19 o ha llegado recientemente a Rhode Island de algún lugar fuera de los Estados Unidos (EE. UU.) y sus territorios o de una zona de riesgo dentro de los Estados Unidos y sus territorios, no es necesario que haga la cuarentena en los siguientes casos:

  • Si recibió la dosis final de una vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA o la OMS al menos 14 días antes de la última exposición o viaje fuera del estado.
  • Si no ha tenido síntomas de COVID-19 desde la última exposición o viaje fuera del estado.

Siempre hay que estar atento a los síntomas durante 14 días completos. Los viajeros totalmente vacunados no necesitan hacerse la prueba de COVID-19 después de un viaje fuera del estado dentro de los Estados Unidos. Se recomienda a los viajeros vacunados que se hagan una prueba de COVID-19 entre 3 y 5 días después de viajar fuera de los Estados Unidos.

Todos los las personas que viajen por avión a Estados Unidos, incluyendo los ciudadanos estadounidenses y las personas totalmente vacunadas, deben tener un resultado negativo en la prueba de COVID-19 de no más de 3 días antes del viaje o documentación de recuperación de COVID-19 en los últimos tres meses antes de abordar un vuelo.

Los pacientes hospitalizados y los residentes de centros de atención a largo plazo vacunados deben permanecer en cuarentena durante 14 días.

Nada cambia con el aislamiento:

  • Si tiene síntomas de COVID-19, aíslese en casa y realícese una prueba.
  • Si obtiene un resultado positivo en una prueba de COVID-19, aún deberá aislarse durante 10 días después de que hayan comenzado los síntomas o después de la fecha de la prueba si no tiene síntomas.

 

Actualizado 1/4/21

Sí, debe aislarse si da positivo en la prueba de COVID-19, haya o no recibido la vacuna. La vacuna COVID-19 no interfiere de ninguna manera con la prueba PCR o las pruebas rápidas de una muestra respiratoria. Si su prueba es positiva después de recibir la vacuna, por favor busque la orientación con su proveedor de atención médica.

Actualizado 1/11/21

La protección que se obtiene al contagiarse (llamada “inmunidad natural”) es diferente según la enfermedad y la persona. Dado que se trata de un nuevo virus, no sabemos cuánto puede durar la inmunidad natural. Los primeros indicios sugieren que no podría durar mucho. Aún no sabemos cuánto dura la inmunidad por vacunación, porque estas vacunas son nuevas y todavía estamos recolectando datos a lo largo del tiempo. Tanto la inmunidad natural como la inducida por la vacuna son aspectos importantes del COVID-19, sobre los cuales los expertos están aprendiendo más. El CDC mantendrá al público informado a medida que se disponga de nuevas pruebas.

Actualizado 4/9/21

Las personas vacunadas deben continuar siguiendo todas las orientaciones actuales para protegerse a sí mismos y a los demás, incluyendo las orientaciones de viaje del CDC.

Viajeros internacionales: No todos los países han empezado a vacunar a su población, así que, cuando viaje continúe siguiendo los lineamientos de COVID-19, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social. Es probable que los distintos gobiernos de todo el mundo tengan protocolos diferentes para que los viajeros demuestren su estado de vacunación y para que se realicen pruebas y/o se pongan en cuarentena si no han sido vacunados, así que consulte los lineamientos del país que planea visitar antes de viajar.

Viajeros domésticos: Las restricciones y normas de cuarentena seguirán variando en función del estado al que viaje. Para saber más sobre las restricciones vigentes, consulte el departamento de salud del estado al que va a viajar.

Las personas que están completamente vacunadas con una vacuna autorizada por la FDA pueden viajar de manera segura dentro de los Estados Unidos:

  • Los viajeros completamente vacunados no necesitan hacerse la prueba antes ni después del viaje a menos que su destino lo requiera.
  • Los viajeros completamente vacunados no necesitan hacer cuarentena.

Las personas completamente vacunadas deben seguir respetando las recomendaciones para viajar de manera segura de los CDC, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Usar una mascarilla sobre la nariz y la boca.
  • Mantenerse a 6 pies de distancia de otras personas y evitar las aglomeraciones.
  • Lavarse las manos con frecuencia o utilizar desinfectante de manos.

Las personas que hayan completado una serie de vacunación contra el COVID-19 con una vacuna autorizada para el uso en emergencia por la OMS no necesitan ninguna dosis adicional de una vacuna contra el COVID-19 autorizada por la FDA.

Las personas parcialmente vacunadas con una vacuna contra el COVID-19 autorizada para el uso en emergencia por la OMS pueden iniciar una serie de vacunación con una vacuna autorizada por la FDA.

Las personas que hayan recibido una serie parcial o completa de vacunación contra el COVID-19 con una vacuna que no está autorizada por la FDA ni autorizada para el uso en emergencia por la OMS pueden iniciar una serie de vacunación con una vacuna autorizada por la FDA.

Vacunas y pruebas para el COVID-19

Actualizado el 3/3/21.

No, no es necesario que realice ninguna prueba de diagnóstico de el COVID-19 antes de recibir una vacuna contra el COVID-19. Si presenta síntomas de el COVID-19 o está actualmente infectado con el COVID-19, no debe vacunarse hasta que haya completado los requisitos de cuarentena o aislamiento.

Esta recomendación se aplica a las personas que se infectaron con COVID-19 antes de recibir cualquier dosis y a las que se infectaron con COVID-19 después de la primera dosis (de una vacuna que requiere dos dosis) pero antes de la segunda dosis.

Si tiene programado recibir una vacuna contra el COVID-19 mientras aún se encuentra en aislamiento o en cuarentena, deberá cancelar o reprogramar la cita para después de haber completado el aislamiento. Después de finalizar la cuarentena o el aislamiento, no es necesario esperar un período de tiempo específico antes de recibir una vacuna contra el COVID-19. Puede optar por postergar la vacunación hasta 90 días después de la infección. Esto se debe a que probablemente tendrá inmunidad a corto plazo a el COVID-19 después de la infección (es raro que las personas se vuelvan a infectar con COVID-19 durante los 90 días posteriores a la primera infección).

 

Si su prueba de COVID-19 es positiva en una muestra respiratoria (hisopo nasal), está contagiado por COVID-19 y debe aislarse, independientemente que haya o no recibido una vacuna.

Hay dos tipos de pruebas para COVID-19: pruebas virales y pruebas de anticuerpos.

Pruebas virales (ej., PCR o prueba de antígenos rápida), como la prueba del hisopo nasal, para detectar la infección actual. Ni las vacunas recientemente autorizadas y recomendadas ni las otras vacunas COVID-19 actualmente en fase de prueba en los Estados Unidos provocan resultados positivos en las pruebas virales.

Prueba de anticuerpos, revisa la sangre en busca de anticuerpos contra el virus que causa el COVID-19. Si su cuerpo desarrolla una respuesta inmune después de una vacuna contra el COVID-19, que es el objetivo de la vacunación, un análisis de anticuerpos puede dar un resultado positivo. Los resultados positivos en las pruebas de anticuerpos también indican que puede haber estado expuesto previamente al virus que causa el COVID-19. Un resultado positivo en la prueba de anticuerpos no significa necesariamente que tenga una inmunidad protectora. No hay forma de saber si una prueba de anticuerpos positiva se debe a una infección previa o a la vacunación. Los expertos están estudiando cómo la vacunación contra el COVID-19 puede afectar a los resultados de las pruebas de anticuerpos.

Actualizado el 5/12/21

Es posible que las personas completamente vacunadas asintomáticas y sin exposición no necesiten hacerse la prueba de detección de rutina.

Sin embargo, las personas con síntomas de COVID-19 deben hacerse la prueba, aunque estén completamente vacunadas.

Las organizaciones pueden elegir incluir a personas completamente vacunadas en su programa de pruebas de detección. En casos de brotes, el RIDOH puede recomendar el análisis de personas completamente vacunadas como un componente del control de brote.

Vacunas y tratamientos para el COVID-19

Actualizado el 17 de diciembre de 2020

Si recibió un tratamiento de anticuerpos monoclonales o plasma convaleciente, los CDC aconsejan esperar 90 días para vacunarse contra el COVID-19.

Autorización y aprobación de las vacunas para le COVID-19 

Las vacunas atraviesan tres fases de ensayos clínicos. En cada una, se analiza la seguridad y eficacia en una cantidad de voluntarios cada vez mayor.

En la fase 1, las vacunas se prueban en 20 a 100 personas aproximadamente.

En la fase 2, se prueban en varios cientos de voluntarios.

En la fase 3, se prueban en miles de voluntarios.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) solo aprueba las vacunas si son seguras y eficaces, y si los beneficios superan los riesgos.

Actualizado 3/3/21

Una autorización de uso de emergencia (EUA) es una facultad que permite a la FDA hacer que ciertos productos médicos (por ejemplo, vacunas o tratamientos) estén disponibles durante las emergencias de salud pública. También puede permitir el uso de productos médicos que hayan sido aprobados, pero para un uso distinto del originalmente previsto. Una EUA se mantiene vigente durante una emergencia. Una aprobación regular de la FDA dura para siempre, a menos que surja un problema de seguridad o eficacia que implique una revisión adicional. La FDA ha autorizado las vacunas contra el COVID-19 fabricadas por Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson para el uso de emergencia. 

Para emitir una EUA, es necesario que, como mínimo, los beneficios potenciales y conocidos de un medicamento, un dispositivo o una prueba superen los riesgos. Además, dicho medicamento, dispositivo o prueba debe cumplir ciertos parámetros de seguridad y eficacia, y las personas deben tener una necesidad urgente de atención.                              

La FDA publicó una guía destinada a los fabricantes de vacunas que están considerando solicitar una EUA. En este documento, se explican los criterios que se deben cumplir antes de que una vacuna para el COVID-19 reciba una EUA. Para satisfacer estos criterios, los fabricantes usarán información obtenida a partir de un ensayo clínico de fase III. Los beneficios potenciales y conocidos de la vacuna deben compensar los riesgos potenciales y conocidos. Además, la vacuna debe tener una eficacia de al menos el 50 % y cumplir con ciertas normas de seguridad entre un grupo relativamente grande de voluntarios. La FDA también consultará con un comité asesor independiente antes de emitir una EUA para una vacuna para el COVID-19.  

La concesión de una EUA no significa que los ensayos clínicos de vacunas se interrumpirán. Se seguirá recopilando información a través de estos ensayos, incluso aunque se emita dicha autorización.  

Para obtener más información sobre las EUA, visite Autorización de uso de emergencia y Preguntas frecuentes sobre las autorizaciones de uso de emergencia (EUA) para dispositivos: COVID-19.   

 

Las vacunas para el COVID-19 se someten a las mismas pruebas que otras vacunas para confirmar que sean seguras. No se ha saltado ningún paso de seguridad.

Hay algunas diferencias con respecto a otros procesos, lo que podría acelerar la disponibilidad de la vacuna para el COVID-19 en comparación con las vacunas típicas. Es importante destacar que ha habido mucha colaboración entre toda la comunidad científica para desarrollar una vacuna. Estamos atravesando una pandemia. Como resultado, se han destinado mucho tiempo y una gran cantidad de recursos en todo el mundo para lograrlo.  

Además, los investigadores tuvieron una ventaja en el desarrollo de la vacuna gracias a las investigaciones previas sobre coronavirus similares, como los virus que causan el síndrome respiratorio de Oriente Medio (Middle East Respiratory Syndrome, MERS) y el síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome, SARS). Asimismo, el Gobierno decidió comenzar a producir dosis de ciertas vacunas para el COVID-19 que ya se encuentran en ensayos de fase 3. De esta manera, si se determina que las vacunas son seguras y efectivas, las personas podrán recibirlas de inmediato.  

 

Vacuna COVID-19: Abordando la desinformación

Hay mucha información sobre las vacunas COVID-19. Puede ser difícil saber en qué fuentes de información confiar. A continuación le damos unas sugerencias sobre dónde y cómo puede buscar información precisa y fiable sobre las vacunas.

 

Actualizado el 11 de enero de 2021

No. Las vacunas no tienen un microchip, y no se usarán para rastrear a la gente o para recolectar información personal y subirla a una base de datos. Este mito surgió después de unos comentarios que hizo Bill Gates desde la Fundación Bill y Melinda Gates sobre certificados digitales de registros de vacunación. La tecnología a la que se refería no es un microchip, no se implementó de ninguna manera y no está relacionada con el desarrollo, el estudio o la distribución de las vacunas contra el COVID-19.  

 

Actualizado el 3/3/21.

No, las vacunas contra el COVID-19 que usan ARN mensajero (ARNm) (Pfizer y Moderna) no modifican el ADN. Según el CDC, las vacunas de ARN mensajero brindan información a las células del cuerpo sobre cómo producir una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria. El ARN mensajero inyectado en el cuerpo no ingresa al núcleo de la célula, que contiene el ADN. El ARNm no interactúa con el ADN de ninguna manera. Las células humanas se descomponen y eliminan el ARNm poco después de haber terminado de seguir las instrucciones.

Actualizado el 11 de enero de 2021.

No. Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 que están en desarrollo o que se usan en Estados Unidos contiene el virus que causa el COVID-19 atenuado. El objetivo de cada una de estas vacunas es enseñarle al sistema inmunitario a reorganizarse y combatir el virus que causa el COVID-19. A veces, este proceso puede provocar síntomas, como fiebre. Estos síntomas son normales y son una señal de que el cuerpo está desarrollando inmunidad. 

Por lo general, el cuerpo tarda unas pocas semanas en desarrollar inmunidad después de la vacunación. Esto significa que es posible que una persona se contagie con el virus que provoca el COVID-19 y se enferme justo antes o después de vacunarse, pero esto no es consecuencia de la vacunación. Se debe a que no pasó tiempo suficiente para que la vacuna haga efecto y proteja a dicha persona.  

 

Actualizado el 5/20/21

No. Se desconoce cuánto tiempo dura la inmunidad tras una infección natural y después de haberse recuperado del COVID-19. Sin embargo, las personas que contraen COVID-19 pueden enfermar gravemente, y algunas pueden presentar síntomas debilitantes durante meses. Las vacunas son la mejor protección.

Actualizado el 11 de enero de 2021.

No. La vacuna contra la gripe no protege contra el COVID-19; sin embargo, la vacuna contra la gripe tiene muchos otros beneficios importantes. La vacuna contra la gripe reduce el riesgo de contraer la enfermedad, de tener que hospitalizarse y también reduce el riesgo de muerte por gripe. Esta temporada, vacunarse contra la gripe es más importante que nunca, no solo para reducir el riesgo de contraer gripe, sino también para no usar recursos de atención médica que podrían escasear.  

Actualizado 3/3/21

Sí. En la declaración del 2 de marzo, Los presidentes del Comité de Doctrina y del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos afirman que es moralmente aceptable recibir las vacunas COVID-19. Para más información al respecto, véase:

Consideraciones morales sobre las nuevas vacunas COVID-19  (Conferencia Episcopal de Estados Unidos)

Respuestas a las preguntas éticas clave sobre la vacuna COVID-19 (Conferencia Episcopal de Estados Unidos)

Nota de la comisión vaticana sobre el COVID-19 en colaboración con la Academia Pontifica para la Vida “Vacuna para todos 20 puntos para un mundo mas justo y saludable” (Comisión Covid-19 del Vaticano en colaboración con la Pontificia Academia para la Vida)

 

Actualizado el 11 de enero de 2021.

No. Ni las vacunas recientemente autorizadas y recomendadas ni las otras vacunas contra el COVID-19 en fase de investigación en ensayos clínicos en Estados Unidos producen resultados positivos en las pruebas virales (p. ej., un hisopado nasal), que sirven para saber si una persona tiene el virus. ​

Si el cuerpo desarrolla una respuesta inmunitaria, que es el objetivo de la vacunación, es posible que algunas pruebas de anticuerpos arrojen un resultado positivo. Las pruebas de anticuerpos se utilizan para saber si una persona tuvo el virus y si tiene algún nivel de protección contra el virus. Los expertos están investigando de qué manera la vacuna contra el COVID-19 afectaría los resultados de las pruebas de anticuerpos

Actualizado el 22 de enero de 2021.

No, las vacunas contra el COVID-19 no causan infertilidad. No hay pruebas de que la vacuna contra el COVID-19 cause un riesgo mayor de infertilidad, pérdidas en el primer o segundo trimestre, mortinato o anomalías congénitas de ningún tipo. Varias organizaciones médicas nacionales han emitido declaraciones que así lo afirman, como esta declaración de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva. También puede hacer clic aquí para ver la información que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han compartido sobre las vacunas durante el embarazo.

No. Hay muchos factores que pueden afectar el ciclo menstrual, como el estrés, los cambios en la alimentación o en el ejercicio, y las infecciones. Estar en contacto con una persona que se vacunó contra el COVID-19 no puede afectar el ciclo menstrual.

Archivo de preguntas frecuentes

Actualizado el 4/29/21

Debido a que las vacunas son cada vez más accesibles, estamos eliminando de manera gradual nuestro sistema de prerregistro para las vacunas, que se conoce como “Lista de notificación de interés sobre vacunas” (VINL).

Cualquier persona que se inscriba entre hoy y el 2 de mayo obtendrá una cita, pero dejaremos de recibir prerregistros el 3 de mayo. Las personas pueden inscribirse ingresando en portal.ri.gov o llamando al 844-930-1779.

Actualizado el 4/29/21

El 19 de abril, habilitamos la elegibilidad para el último grupo etario en nuestro calendario (personas de 16 a 39 años de edad). No hay vacunas contra el COVID-19 aprobadas ni autorizadas en los Estados Unidos para menores de 16 años.
 

Esto no significa que todos podrán obtener una cita el 19 de abril. Esa es la fecha en la que se habilitó la disponibilidad para todas las personas. Las citas se programan con dos o tres semanas de anticipación. Pronto, todos los habitantes de Rhode Island podrán programar una cita para la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19. Agradecemos la paciencia de todas las personas durante este tiempo.

Actualizado 1/19/21

Rhode Island administra las vacunas más o menos al mismo ritmo que el Estado recibe las vacunas. Pero hay varios pasos entre la recepción de las dosis de vacunas en Rhode Island y la aplicación de la vacuna en el brazo de una persona. Esos pasos, como el registro y la asignación de las dosis específicas o de las organizaciones que están vacunando, la distribución y el transporte de la vacuna desde un sitio centralizado, la garantía de la responsabilidad y el registro de cada dosis y la programación de las personas para las vacunas llevan algunos días. Por esta razón, siempre habrá una pequeña diferencia entre el número de dosis que hemos recibido y el número de dosis que se han administrado.

Updated 4/26/2021

Desde el 19 de abril, los mayores de 16 años son elegibles para recibir la vacuna contra el COVID-19 en Rhode Island.

Muchos habitantes de Rhode Island que viven en zonas geográficas específicas han experimentado mayores tasas de infecciones, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 a lo largo de la pandemia. Estas diferencias están directamente relacionadas con los entornos en los que algunas comunidades de color tienen más probabilidades de vivir y trabajar a diario, y con los sistemas de racismo estructural y discriminación que históricamente han socavado la salud y el bienestar de estas comunidades.

 

El RIDOH cree que alcanzar altas tasas de vacunación en todas las personas y comunidades, independientemente del código postal, es clave para salvar vidas y lograr una mayor inmunidad de la población. La estrategia de vacunación en comunidades vulnerables de Rhode Island tiene como objetivo garantizar un acceso equitativo a la vacuna mediante una distribución más rápida y deliberada en los códigos postales más afectados. Esto incluye esfuerzos centrados en ampliar el acceso y la recepción de la vacuna entre las comunidades de color con mayor riesgo de hospitalización y muerte. Dadas las limitaciones actuales en el suministro de vacunas, se necesitan estrategias enfocadas para asegurar el acceso a la vacuna para los miembros más vulnerables de las áreas más afectadas del estado.

 

La estrategia de vacunación en comunidades vulnerables se aplica actualmente a los siguientes códigos postales en Central Falls, Pawtucket y Providence: 02863, 02860, 02861, 02904, 02905, 02907, 02908 y 02909.

 

Las personas mayores de 16 años que vivan en uno de los ocho códigos postales más afectados que cubren partes de Providence, Cranston, North Providence y todo Pawtucket y Central Falls pueden inscribirse para obtener citas de vacunación en los centros de vacunación estatales y en las farmacias participantes. Estos códigos postales son: 02863, 02860, 02861, 02904, 02905, 02907, 02908 y 02909.

A partir del 9 de abril, la elegibilidad también se abrirá para los residentes de 16 años o más en Woonsocket. A partir del 12 de abril, se abrirá la elegibilidad para ciertos códigos postales de Pawtucket, West Warwick, Providence, Cranston, North Providence, East Providence y Johnston. Estos códigos postales son 02893, 02906, 02910, 02920, 02911, 02914 y 02919.

 

Obtenga más información sobre la estrategia de vacunación en comunidades vulnerables de Rhode Island.  

 Actualizado el 3/3/21.

Para vacunarse en Rhode Island, debe vivir, trabajar o ir a la escuela en Rhode Island.

Si recibe una vacuna que requiere dos dosis (por ejemplo, Pfizer o Moderna), deberá recibir ambas dosis en el mismo estado y en el mismo centro. Esto se debe a que la segunda dosis se enviará automáticamente al proveedor de atención médica o al centro donde se administró la primera dosis.

Actualizado 3/11/2021

Las personas con condiciones como diabetes, enfermedades pulmonares, enfermedades del corazón, enfermedades del riñón y sistemas inmunológicos debilitados serán elegibles para la vacuna ya que tienen un mayor riesgo de ser hospitalizados si se contagian de COVID-19. Para ver la lista completa de condiciones subyacentes que califican en Rhode Island, por favor visite health.ri.gov/underlyingconditions.

No. Las personas deben aceptar que tienen 16 años o más y una o más afecciones médicas subyacentes que reúnan los requisitos necesarios antes de concretar una cita para vacunarse en línea o por teléfono. No necesitan una nota de un médico. Si los interesados tienen dudas sobre si su(s) enfermedad(es) subyacente(s) es(son) elegible(s), deben ponerse en contacto con su médico de cabecera.

Actualizado el 5/14/21

El RIDOH se compromete a administrar la vacuna a cualquier persona que cumpla los requisitos y quiera vacunarse. Aunque el estado mantuvo un porcentaje de desperdicio extremadamente bajo (0.1 %) hasta la fecha, dada la cambiante demanda de vacunas en grupos más pequeños, es posible que la cantidad de vacunas desperdiciadas aumente. El RIDOH determinó que la necesidad de vacunar a cualquier persona que lo desee supera el posible aumento del desperdicio de dosis.

Los centros de vacunación deben hacer todo el esfuerzo posible para evitar el desperdicio desmedido y no exceder el 30 % de un envío determinado, pero también deben aprovechar cada oportunidad para administrar la vacuna, aunque esto tenga como resultado el desperdicio de dosis.

Es posible que haya recibido esta notificación porque su serie de vacunación debe actualizarse en el RICAIR.

Complete el formulario en el archivo PDF a continuación, adjunte una foto de su tarjeta de vacunación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), si es posible, y envíe dicho formulario a esta dirección: [email protected].

Le pedimos disculpas por la molestia y por cualquier confusión que se pueda haber generado.

https://health.ri.gov/forms/records/COVID-Immunization-Record-Correction-Request.pdf

Actualizado 3/11/2021

Las personas de 16 y 17 años que soliciten una cita en un centro de vacunación estatal deben inscribirse en una clínica que ofrezca la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech. Tanto la vacuna de Moderna como la de Johnson & Johnson (Janssen) son solo para personas mayores de 18 años.

Interrupción de la vacuna de Johnson & Johnson (Janssen)

El 13 de abril, Rhode Island interrumpió la administración de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson (Janssen) por recomendaciones federales. Esta interrupción ocurrió después de que se informaron seis casos de personas con coágulos de sangre importantes y poco frecuente tras recibir la vacuna de Johnson & Johnson. Los casos ocurrieron en mujeres de entre 18 y 48 años.

Estos coágulos de sangre poco frecuente se denominan “trombosis con trombocitopenia” (TTS). La trombosis ocurre cuando un coágulo de sangre bloquea el flujo en los vasos sanguíneos. La trombocitopenia es un problema de salud que ocurre en personas con recuento bajo de plaquetas. Las plaquetas son células que ayudan a que la sangre coagule. Nos ayudan a detener el sangrado. La TTS ocurre cuando una persona tiene coágulos de sangre y recuento bajo de plaquetas.

También es posible que haya leído o escuchado el término “trombosis del seno venoso cerebral” o CVST. Este describe un coágulo de sangre que aparece en el cerebro y representa una emergencia médica.

Los casos de coágulos de sangre identificados a través del VAERS ocurrieron en el cerebro y en combinación con un recuento bajo de plaquetas entre 6 y 13 días después de la administración de la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson.

Los CDC y la FDA recomendaron interrumpir la administración por extrema precaución.

Esta interrupción en la administración de la vacuna de Johnson & Johnson significa que el sistema de vigilancia de seguridad de las vacunas está funcionando. A través del VAERS, se detectó una “señal” después de que se informaron solo seis casos de un tipo de coágulo de sangre grave y poco frecuente.

Hasta el 23 de abril, se identificaron 15 casos en mujeres de entre 18 y 59 años. Para las mujeres de entre 18 y 49 años, estos eventos ocurrieron a una tasa de, aproximadamente, 7 por cada 1 millón de mujeres vacunadas. Para las mujeres mayores de 50 años, estos eventos ocurrieron a una tasa de, aproximadamente, 0.9 por cada 1 millón de mujeres vacunadas. Para los hombres de entre 18 y 49 años, estos eventos ocurrieron a una tasa de 1 por cada 1 millón de hombres vacunados. No hay informes de este tipo de eventos en hombres vacunados mayores de 50 años. Estos son eventos poco frecuentes.

El 23 de abril, los CDC y la FDA autorizaron a los proveedores de atención médica para que reanuden la administración de la vacuna de Johnson & Johnson. Después de la interrupción, la FDA y los CDC determinaron que esta vacuna es segura y efectiva en la prevención del COVID-19. La revisión de todos los datos disponibles sobre la vacuna indica que los beneficios superan los riesgos (ya sean conocidos o posibles), y que la posibilidad de que este coágulo de sangre poco frecuente ocurra es muy baja, aunque grave. La administración de la vacuna de Johnson & Johnson puede reanudarse con una nueva declaración de advertencia con respecto a coágulos de sangre.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) no recomienda ninguna restricción sobre quién debe recibir la vacuna de Johnson & Johnson. Sin embargo, la ficha técnica de la vacuna ahora incluye una advertencia sobre el riesgo poco frecuente de coágulos de sangre. Los proveedores deben administrar esta vacuna con precaución en pacientes con un aumento de la coagulación y considerar la administración de las vacunas de Moderna o de Pfizer sobre las cuales no se conoce que exista este riesgo. Además, la vacuna de Johnson & Johnson solo se autorizó para la administración a personas mayores de 18 años.

Sí. Si le sobraron vacunas de antes de la interrupción, puede reanudar la administración siempre que los viales se hayan almacenado de manera correcta y no haya ninguno perforado.

Si usted recibió la vacuna de Johnson & Johnson en el último mes y presenta alguno de los siguientes síntomas en el plazo de tres semanas después de la vacunación, debe comunicarse inmediatamente con su médico o solicitar tratamiento médico: dolor de cabeza intenso, visión borrosa, desmayos, convulsiones, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar. La fiebre leve, el dolor de cabeza leve, el cansancio y el dolor en los músculos o articulaciones después de la vacunación son normales y por lo general desaparecen en dos o tres días.

Hasta el 23 de abril de 2021, en los Estados Unidos se administraron más de ocho millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson. Los expertos identificaron 15 informes de mujeres que se vacunaron y posteriormente presentaron un síndrome de trombosis con trombocitopenia. Este es un evento extremadamente poco frecuente.

La gran mayoría de personas que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson no presentaron ningún efecto secundario perjudicial. De acuerdo con los CDC, si usted se vacunó hace aproximadamente un mes, el riesgo es muy bajo y no es necesario que tome ninguna medida específica. Si tiene alguna duda, consulte con su médico.

Los proveedores de atención médica de Rhode Island tienen información y guías sobre la trombosis con trombocitopenia y el tratamiento médico adecuado. Se seguirán proporcionando guías clínicas actualizadas. Los proveedores de atención médica deben asegurarse de que los pacientes comprendan el riesgo que tiene la vacuna y responder todas sus preguntas antes de vacunarlos.

Los pacientes pueden elegir qué vacuna contra el COVID-19 recibir, y los centros de vacunación estatales harán lo posible para tener la mayor cantidad de opciones disponibles. La ficha técnica de la vacuna de Johnson & Johnson ahora incluye una advertencia sobre el riesgo poco frecuente de coágulos de sangre.

Los proveedores deben administrar esta vacuna con precaución a pacientes con riesgo de coagulación y considerar la administración de las vacunas de Moderna o de Pfizer sobre las cuales no se conoce que exista este riesgo.

Esta semana se habilitarán las citas para recibir la vacuna de Johnson & Johnson en www.vaccinateRI.org (semana del 26 de abril de 2021) y en otros canales. Esta vacuna presenta ventajas importantes: además de protegerlo contra el COVID-19, puede transportarse y almacenarse en condiciones normales de refrigeración y solo requiere una dosis.

Las vacunas contra el COVID-19 son una herramienta importante para detener la transmisión del virus, y vacunarse es una de las varias medidas que puede tomar para protegerse a usted mismo y a su familia. Las probabilidades de contraer una infección grave por el COVID-19 son más altas que las de presentar efectos secundarios por la vacuna.

Sin embargo, la ficha técnica de la vacuna de Johnson & Johnson ahora incluye una advertencia sobre el riesgo poco frecuente de coágulos de sangre. Los proveedores deben administrar esta vacuna con precaución a pacientes con riesgo de coagulación y considerar la administración de las vacunas de Moderna o de Pfizer sobre las cuales no se conoce que exista este riesgo.

Si tiene alguna otra duda con respecto a cuál vacuna es mejor para usted, consulte con su proveedor.

Sí. El estado de Rhode Island anunció el 26 de abril que reanudará la administración de la vacuna de Johnson & Johnson y que esta semana se habilitarán citas para recibirla.

Maestros, miembros del personal escolar y proveedores de cuidado infantil con licencia

Actualizado 3/30/2021

Los maestros de preescolar a 12.º grado, el personal escolar y los trabajadores de centros y guarderías familiares con licencia del Departamento de Servicios Humanos de Rhode Island (DHS) están siendo vacunados en las clínicas municipales de vacunación. Algunas clínicas dan servicio a más de una comunidad. Los líderes escolares y los proveedores de cuidado infantil con licencia están trabajando directamente con los municipios para programar la vacunación del personal. Su escuela o centro de cuidado infantil le dará más información sobre cómo programar una cita.

A partir del 30 de marzo, los maestros de preescolar a 12.º grado, el personal escolar y los trabajadores de guarderías son elegibles para programar citas de vacunación en las clínicas de vacunación administradas por el estado si aún no han recibido una primera dosis de la vacuna en un sitio municipal o en una farmacia local. Todos los maestros de preescolar a 12.º grado, los trabajadores de guarderías y los miembros del personal deben recibir la segunda dosis de la vacuna en el lugar donde recibieron la primera dosis (si están recibiendo la serie de dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna).

Actualizado 3/30/2021

Todas las vacunas son gratuitas, independientemente de la situación de inmigración y del seguro médico.

Not at this time; however, all staff are strongly encouraged to participate in this opportunity.

Actualizado 3/30/2021

No. Debe mantener estos registros según lo requiera (determine) su departamento de RR. HH.

Actualizado el 3/30/21

No. Debe mantener estos registros según lo requiera (determine) su departamento de RR. HH.

Preguntas frecuentes sobre la vacuna COVID-19 para proveedores y profesionales de la salud

Acerca de las Vacunas COVID-19

Actualizado 3/11/2021

La vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson utiliza un vector de adenovirus de tipo 26 (Ad26) para entregar una parte del ADN que se utiliza para fabricar la proteína “pico” distintiva del virus del SRAS-CoV-2, mientras que las vacunas Pifzer-BioNTech y Moderna utilizan ARN mensajero (ARNm). Aunque los adenovirus son un grupo de virus relativamente comunes, el Ad26, que puede causar síntomas de resfriado y conjuntivitis, se ha modificado para la vacuna de modo que no pueda replicarse en el cuerpo humano para causar la enfermedad. Después de que una persona reciba esta vacuna, el cuerpo puede fabricar temporalmente la proteína de la espiga, que no causa la enfermedad, pero hace que el sistema inmunológico aprenda a reaccionar de forma defensiva, produciendo una respuesta inmunológica contra el SARS-CoV-2.

La vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson se administra vía intramuscular en una sola dosis (0.5 mL). Las vacunas de ARNm requieren una serie de dos dosis.

La vacuna de Johnson y Johnson no necesita almacenarse a temperaturas extremadamente bajas como la vacuna de Pfizer-BioNTech. Puede conservarse de forma segura en un refrigerador.

 

 

Actualizado el 4/29/21

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los proveedores de atención médica deben mantener un alto índice de sospecha en relación con los síntomas que pueden representar eventos trombóticos graves o trombocitopenia en pacientes que recibieron recientemente la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson, entre los que se incluyen dolor de cabeza intenso, dolor de espalda, síntomas neurológicos recientes, dolor abdominal (de vientre) intenso, dificultad para respirar, hinchazón de las piernas, petequias (pequeños puntos rojos en la piel) o hematomas nuevos o que aparecen con facilidad. Solicite recuentos de plaquetas y haga pruebas de detección de trombocitopenia trombótica inmunitaria.

Revise la Guía para proveedores de atención médica actualizada.

Actualizado el 4/14/21

En pacientes que presentan un evento trombótico y trombocitopenia después de recibir la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson, se debe hacer una evaluación inicial con una prueba de detección de PF4 mediante un ensayo de inmunoabsorción enzimática (ELISA) como se haría en un caso de trombocitopenia autoinmunitaria inducida por heparina (HIT). Se recomienda enfáticamente hacer una consulta con un hematólogo.

No se debe tratar con heparina a los pacientes con eventos trombóticos y trombocitopenia tras recibir la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson, a menos que la prueba HIT arroje un resultado negativo.

Si la prueba HIT arroja un resultado positivo o no puede llevarse a cabo en pacientes con eventos trombóticos y trombocitopenia tras recibir la vacuna contra el COVID-19 de Johnson & Johnson, se debe considerar seriamente la administración de anticoagulantes sin heparina y dosis elevadas de inmunoglobulina intravenosa.

Informe los eventos adversos al Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS), incluidos los eventos adversos graves y potencialmente mortales, y las muertes de pacientes tras recibir las vacunas contra el COVID-19 según lo requerido en virtud de las autorizaciones de uso en emergencia de las vacunas contra el COVID-19.

Lea el texto completo de la Alerta de salud de los CDC.

Almacenamiento y manejo de la vacuna

Updated 5/27/21

Starting in June, some vaccination providers will begin receiving 14-dose vials of Moderna vaccine. The labeling for the 14-dose cartons and vials is very similar to the labeling for the 10-dose cartons and vials, but the 14-dose cartons and vials have a blue band.

See the differences between the 14- and 10-dose cartons and vials on the DailyMed website (scroll to the “Package/Label Display Panel” sections at the bottom of the page).

 Actualizado el 2/17/2021

No es necesario almacenar la vacuna en un recipiente diferente una vez que llegue a un centro de distribución. El CDC recomiendan que las vacunas y los diluyentes se almacenen en su envase original con las tapas cerradas hasta que estén listas para la administración. Tenga en cuenta que, tras la llegada, los cargamentos de vacunas refrigeradas y congeladas deben examinarse inmediatamente para detectar daños, indicios de variaciones de temperatura durante el tránsito y para garantizar la recepción de los tipos y cantidades de vacunas correspondientes. (Fuente: CDC).

Las emergencias, como los fallos de los equipos, los cortes de energía, las condiciones meteorológicas severas o los desastres naturales, suelen ocurrir sin previo aviso y pueden comprometer las condiciones de almacenamiento. Debido al suministro limitado de las vacunas COVID-19, especialmente durante los primeros esfuerzos de vacunación en los Estados Unidos, es fundamental que los proveedores de vacunas COVID-19 tengan planes para situaciones de emergencia. Algunas cuestiones clave que hay que recordar son:

  • Las vacunas pueden permanecer dentro de una unidad que no funcione mientras se mantengan las temperaturas adecuadas. Supervise su registrador digital de datos (DDL) para determinar cuándo deben tomarse medidas adicionales.
  • Tener un generador in situ evita la necesidad de transportar las vacunas a una instalación de almacenamiento alterna durante un corte de energía.
  • Las situaciones de emergencia pueden surgir fuera del horario normal de trabajo, por lo que el personal de su oficina, así como el administrador del edificio de su instalación y/o el personal de seguridad, en su caso, deben saber cómo poner en práctica sus planes de operación de emergencia o acceder a su instalación si es necesario.
  • Asegúrese de que su centro cuenta con los recursos necesarios para empaquetar de forma segura las vacunas para su transporte durante las emergencias.

(Fuente: CDC) Respuesta agregada el 1/11/2021

 

 

Actualizado el 3/4/2021

 

El 25 de febrero de 2021, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA, por su sigla en inglés) anunció que permite que viales congelados sin diluir de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech se transporten y almacenen a temperaturas convencionales que se encuentran comúnmente en congeladores farmacéuticos (-25 °C a -15 °C [-13 °F a 5 °F]) por un período de dos semanas. Esto representa una alternativa al almacenamiento recomendado de viales sin diluir en un congelador de temperatura ultrabaja entre -80 °C y -60 °C (-112 °F a -76 °F).

  • El almacenamiento entre -60 °C y -25 °C (-76 °F y -13 °F) se considera una desviación de la condición de almacenamiento recomendada, y cada vez que los viales se almacenan dentro de este rango deben deducirse las 2 semanas permitidas para el almacenamiento a -25 °C a -15 °C (-13 °F a 5 °F).
  • Los registradores de datos que brinda el RIDOH para el control de la temperatura están configurados para emitir una alarma cuando las vacunas congeladas habituales se salen del rango, no el rango estrecho para la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech.
  • Si un centro planea usar un congelador únicamente para almacenar la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech, debe ajustar la configuración del registrador de datos para que emita una alarma cuando las temperaturas salgan del rango de (-13 °F a 5 °F). El RIDOH puede suministrar un registrador de datos para centros que no tienen uno para un congelador separado.

 

Para obtener me datos para centros que no tienen uno para unnada con la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech, lea la hoja informativa para proveedores.

 

Actualizado 3/4/2021

El CDC permite el transporte de vacunas congeladas cuando se empaquetan adecuadamente, por lo que los centros que no disponen de cámaras de refrigeración ultra-bajas pueden recibir vacunas congeladas redistribuidas.

Actualizado el 5/20/21

La FDA autorizó que los viales de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech descongelada y sin diluir se almacenen en el refrigerador a una temperatura de 2°C a 8°C (35°F a 46°F) por hasta un mes. Las guías anteriores indicaban que los viales de la vacuna descongelada y sin diluir podían almacenarse en el refrigerador por hasta cinco días. Para obtener más información, consulte la Guía para proveedores de atención médica que administran la vacuna.

Actualizado el 5/20/21

Las vacunas contra el COVID-19 no deben volver a congelarse. La vacuna de Pfizer-BioNTech puede almacenarse en el congelador durante dos semanas y luego en el refrigerador durante 31 días más (en ese orden).

Actualizado el 5/20/21

Sí. La vacuna puede almacenarse en el refrigerador por un total de 30 días.

Elegibilidad y distribución de la Vacuna COVID-19

Actualizado el 5/13/21

Muchos proveedores de atención primaria en Rhode Island ya tienen la vacuna contra el COVID-19 disponible en sus consultorios. El RIDOH sigue incorporando otras clínicas y proveedores de atención primaria, incluidos algunos grandes consultorios de medicina familiar y pediátrica. El RIDOH está trabajando sobre una lista de todos los consultorios inscritos en el programa Vacunas Suministradas por el Estado (SSV) de Rhode Island. Los consultorios serán contactados de manera directa para evaluar el interés y comenzar con el proceso de incorporación. No es necesario que los consultorios se comuniquen con el RIDOH.

Administración de la vacuna contra el COVID-19

La información sobre la inscripción como proveedor de la vacuna COVID-19 se compartirá con los proveedores de atención médica de forma continua a medida que Rhode Island reciba dosis adicionales de la vacuna. Todas las organizaciones y proveedores que deseen administrar la vacuna COVID-19 deben estar inscritos como proveedores de la vacuna suministrada por el Estado (SSV) para el año calendario del 7/1/2020 al 6/30/2021. Si no está inscrito actualmente en el programa SSV, conozca más sobre como inscribirse en inscripción en el programa de SSV.

 

Si está interesado en una oportunidad remunerada, The Wellness Company está contratando vacunadores y personal administrativo. Para más información, consulte: http://twc.thewellcomp.com/about/careers. Si está interesado en ser voluntario como vacunador, inscríbase en https://www.riresponds.org. Para otras oportunidades remuneradas y de voluntariado, consulte: https://covid.ri.gov/howtohelp.

 

Actualizado el 5/20/21

Sí. De acuerdo con los CDC, las vacunas contra el COVID-19 y otras vacunas ahora pueden administrarse sin tener en cuenta el momento de aplicación. Esto incluye la administración de vacunas contra el COVID-19 y de otras vacunas el mismo día, y también la administración concurrente en el plazo de 14 días. Se desconoce si la capacidad reactógena de la vacuna contra el COVID-19 aumenta con la administración concurrente, incluso con otras vacunas que se sabe que tienen una mayor capacidad reactógena, como las vacunas potenciadas o las vacunas elaboradas con microbios vivos.

A la hora de decidir administrar otras vacunas de manera concurrente con las vacunas contra el COVID-19, los proveedores deben tener en cuenta lo siguiente:

  • Si el paciente está atrasado o corre el riesgo de atrasarse con las vacunas recomendadas;
  • Si el paciente tiene riesgo de contraer una enfermedad prevenible mediante vacunación (p. ej., durante un brote o exposiciones ocupacionales);
  • Cuál es el perfil de reactogenicidad de las vacunas.

Si se administran varias vacunas en una sola visita, cada inyección debe colocarse en un lugar distinto. En adolescentes y adultos, el músculo deltoides puede recibir más de una inyección intramuscular.

 

Entre las mejores prácticas para aplicar varias inyecciones se incluyen las siguientes:

 

  • Etiquetar cada jeringa con el nombre y la dosis (cantidad) de la vacuna, el número de lote, las iniciales del preparador y la fecha exacta de vencimiento, si corresponde.
  • Separar los lugares de la inyección por 1 pulgada o más, si es posible.
  • Administrar las vacunas contra el COVID-19 y otras vacunas que tengan más posibilidades de causar una reacción local (p. ej., vacunas que contengan toxoide tetánico y vacunas potenciadas) en distintas extremidades, si es posible.

 

Para obtener más información, consulte las Consideraciones clínicas provisionales de los CDC para el uso de las vacunas contra el COVID-19 actualmente autorizadas en los Estados Unidos.

Actualizado el 3/25/2021

Las personas que son elegibles para vacunarse pueden hacerlo en la mayoría de los hospitales. El RIDOH ha ofrecido vacunas a todos los hospitales para ayudar con la vacunación de personas de acuerdo con los criterios de elegibilidad del estado. Si un médico considera que un hospital es donde se debe vacunar a un paciente, entonces el médico debe llamar a un hospital con el que tenga una relación para discutirlo.

Actualizado el 2/25/2021

La segunda dosis debe administrarse lo más cerca posible del intervalo recomendado. Sin embargo, si no es posible cumplir con el intervalo recomendado, la segunda dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna pueden programarse hasta 6 semanas (42 días) después de la primera dosis. Actualmente, hay datos limitados sobre la eficacia de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 que se administran pasado este intervalo. Si la segunda dosis se administra pasado este intervalo, no es necesario reiniciar la serie de vacunas.

Sí. Se pide al paciente que introduzca esta información en V-safe al configurar el programa. Para más información, consulte: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety/vsafe.html Respuesta agregada el 1/11/2021

 Actualizado el 3/4/2021

Las vacunas actuales de ARNm contra el COVID-19 no son intercambiables entre sí ni con otros productos de la vacuna contra el COVID-19. No se ha evaluado la seguridad ni la eficacia de la mezcla de estas vacunas. Según el CDC, en situaciones excepcionales en las que no se puede determinar el producto de vacuna de la primera dosis o ya no está disponible, se puede administrar cualquier vacuna de ARNm contra el COVID-19 con un mínimo de 28 días entre las dosis.

No hay datos disponibles que respalden el uso de la vacuna contra el COVID-19 de Janssen para completar una serie de vacunación iniciada con otra vacuna contra el COVID-19.

Actualizado el 2/16/2021

El RIDOH ha creado un servicio de asistencia técnica exclusivo para los proveedores a fin de ayudar con los problemas técnicos relacionados con el soporte del proveedor, el soporte de PrepMod (gestión de clínicas en línea y sistema de programación de citas), la incorporación de proveedores y las consultas del personal.

Para consultas relacionadas con PrepMod o los requisitos de informes de datos, llame al servicio de asistencia técnica para los proveedores de vacunas contra el COVID-19.

  • Teléfono: 888-662-4341.
  • Horario
    • De lunes a viernes, de 7:30 a. m. a 7 p. m.
    • De sábados a domingos, de 8:30 a. m. a 4:30 p. m.
  • Correo electrónico: [email protected].

 

El CDC han emitido directrices para los médicos en caso de errores en la administración de una vacuna relacionadas con el centro, la vía de administración, la edad, los intervalos de la vacuna, la mezcla de vacunas, la dosis, el almacenamiento o la manipulación y los diluyentes.

 

Para cualquier error en la administración de vacunas, siga los siguientes pasos:

 

Actualizado el 4/8/21

Sí. Los pacientes pueden llamar a su consultorio si no pudieron acceder a sus registros de vacunación contra el COVID-19 en https://portal.ri.gov/VaccineRecord/s/. Cuando un paciente busca su registro de vacunación contra el COVID-19, debe ingresar un número de teléfono o dirección de correo electrónico correctos para la autentificación. También deben ingresar su nombre, fecha de nacimiento y código postal para acceder a los registros. Los proveedores pueden ayudar a los pacientes actualizando el número de teléfono, la dirección de correo electrónico y otra información en la página de datos demográficos del sitio web del Registro de Vacunación de Niños y Adultos (RICAIR). De esta manera, la privacidad del paciente estará mejor protegida porque los proveedores pueden verificar con mayor precisión la identidad de los pacientes al actualizar la información.

Los proveedores que actualmente no tengan acceso al RICAIR o que necesiten ayuda para actualizar los datos demográficos pueden enviar un correo electrónico a [email protected].

Los pacientes también pueden presentar un formulario de corrección de datos al RICAIR aquí.

 

Vacuna COVID-19 y variantes del COVID-19

Actualizado 3/26/2021

Hay múltiples variantes de COVID-19 circulando por el mundo. Los CDC están siguiendo esta evolución en la página web de las variantes emergentes de COVID-19. 

Rhode Island identificó sus tres primeros casos de infección con la variante B.1.1.7 de COVID-19 el 15 de febrero. Vea el comunicado de prensa asociado. Para obtener más información sobre las variantes de COVID-19 en Rhode Island, consulte la página web de las variantes de COVID-19.                                                      

Parece que estas variantes se propagan más fácil y rápidamente que otras variantes, lo que puede dar lugar a más casos de COVID-19.  Un aumento del número de casos supondrá una mayor presión sobre los recursos sanitarios, provocará más hospitalizaciones y, potencialmente, más muertes. Por ello, debemos seguir practicando medidas como el uso de mascarillas, el lavado de manos y el distanciamiento social.  

Actualizado 3/25/21

Hasta ahora, los estudios sugieren que los anticuerpos generados mediante la vacunación con las vacunas actualmente autorizadas son eficaces contra estas variantes. Esto se está investigando de cerca y hay más estudios en marcha.

Vacuna COVID-19 y contraindicaciones

4/1/2021

 

Revise la información sobre las contraindicaciones y precauciones de la vacuna para ayudarse en las discusiones sobre la vacunación con COVID-19 en pacientes que tuvieron una reacción inicial a una dosis de la vacuna: Consideraciones clínicas provisionales de los CDC para las vacunas COVID-19.

 

Si, después de revisar esta información, cree que sería útil un consejo adicional para la situación específica de un paciente, puede consultar con un alergólogo-inmunólogo, o con la línea de seguridad clínica de los CDC:

 

  • El personal sanitario o los departamentos de salud de los Estados Unidos pueden solicitar una consulta al proyecto Evaluación de la Seguridad de la Inmunización Clínica COVIDvax sobre un paciente que resida en los Estados Unidos para realizar una pregunta compleja sobre la seguridad de la vacuna COVID-19 que no se aborda fácilmente en las directrices de los CDC. Esta solicitud puede hacerse a través de CDC-INFO llamando al 800-CDC-INFO (800-232-4636) o enviando una solicitud a través del formulario web de CDC-INFO.

 

Tenga en cuenta también que los efectos adversos que se produzcan en un receptor tras la vacunación con COVID-19 deben notificarse al VAERS. La FDA exige a los proveedores de vacunas que informen sobre los siguientes hechos que se produzcan tras la vacunación con COVID-19 en el marco de la EUA:

  • Errores en la administración de la vacuna
  • Acontecimientos adversos graves
  • Casos de síndrome inflamatorio multisistémico
  • Casos de COVID-19 que resultan en hospitalización o muerte

 

Se anima a notificar cualquier otro acontecimiento adverso clínicamente significativo, incluso si no se sabe con certeza si la vacuna ha causado el acontecimiento. La información sobre cómo presentar un informe al VAERS está disponible en https://vaers.hhs.gov o llamando al 1-800-822-7967.

Actualizado el 4/15/21

Por consultas oportunas, los proveedores pueden llamar a la línea de consulta sobre enfermedades infecciosas (ID) de Lifespan al 401-474-7622. Esta línea es solo para proveedores.

Por derivaciones de pacientes, los proveedores o el personal de la clínica pueden llamar al 401-793-2020 para programar una cita para una visita médica ambulatoria.

 

Actualizado el 2/25/21

En caso de que ocurra una reacción anafiláctica aguda después de la administración de una vacuna contra el COVID-19 de ARNm, debe haber un tratamiento médico adecuado inmediatamente disponible para manejar reacciones alérgicas. Para obtener más información sobre el manejo de la anafilaxia, consulte las consideraciones provisionales de los CDC para el manejo de la anafilaxia después de la vacunación contra el COVID-19 y la evaluación de laboratorio de personas que presentaron anafilaxia después de la vacunación.

 

A la fecha, no se han notificado casos de síndrome de Guillain-Barré (SGB) después de la vacunación entre los participantes en los ensayos clínicos de las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna COVID-19. Con pocas excepciones, el ACIP lineamientos generales de mejores prácticas para la inmunización no incluye los antecedentes de SGB como contraindicación o precaución para la vacunación. Las personas con antecedentes de SGB pueden recibir la vacuna COVID-19 de ARNm al menos que tengan una contraindicación para la vacunación. Cualquier aparición de SGB tras la vacunación con ARNm de COVID-19 debe notificarse al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS).

Respuesta agregada el 1/11/2021

Updated 6/4/21

Current evidence suggests that the risk of SARS-CoV-2 reinfection is low in the months after initial infection but may increase with time due to waning immunity. Thus, people with a history of Multisystem inflammatory syndrome in children (MIS-C) or adults (MIS-A) should consider delaying vaccination until they have recovered from illness and for 90 days after the date of diagnosis of MIS-C or MIS-A, recognizing that the risk of reinfection and, therefore, the benefit from vaccination, might increase with time following initial infection.

For more information, visit CDC’s Interim Clinical Considerations for Use of COVID-19 Vaccines Currently Authorized in the United States.

Myocarditis is the inflammation of the heart muscle, and pericarditis is the inflammation of the lining outside the heart. In both cases, the body's immune system is causing inflammation in response to an infection or some other trigger.

While myocarditis can be serious, it is frequently mild and self-limited. Symptoms to look for in patients can include abnormal heart rhythms, shortness of breath, or chest pain.

Healthcare providers should consider myocarditis in an evaluation of chest pain after vaccination and report all cases to the Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS) [cdc.gov].

There have been a small number of cases of myocarditis and pericarditis among people after getting the mRNA COVID-19 vaccines (Pfizer-BioNTech or Moderna vaccines). The CDC are closely monitoring myocarditis/pericarditis in the VAERS and the Vaccine Safety Datalink (VSD) [cdc.gov].

The CDC continues to recommend that everyone age 12 or older get vaccinated.

Myocarditis can be caused by several different things including infections, medications, toxins (like alcohol) and autoimmune disorders. In fact, the most common cause of myocarditis is viral infection in general.

Actualizado 3/18/2021

 

De acuerdo con los CDC, algunos expertos recomiendan hacerse una mamografía antes de vacunarse o esperar de cuatro a seis semanas después de vacunarse.

 

Ha habido algunos informes de pacientes que han desarrollado ganglios linfáticos inflamados bajo el brazo en el que recibieron la vacuna COVID-19. La hinchazón es un signo normal de que el cuerpo está creando protección contra COVID-19. Sin embargo, dado que el cáncer de mama puede presentarse con ganglios linfáticos inflamados bajo el brazo, a las pacientes puede preocuparles que la vacuna COVID-19 pueda causar una lectura falsa en una mamografía. Las pacientes deben comunicar al técnico de la mamografía si se han vacunado recientemente y en qué brazo se ha administrado. Si el médico observa una inflamación de los ganglios linfáticos, realizará más análisis para asegurarse de que está relacionado con la vacuna y no con el cáncer de mama.

 

Actualizado 2/18/21

 

Dada la falta de datos sobre la seguridad y eficacia de las vacunas de ARNm de COVID-19 administradas simultáneamente con otras vacunas, la serie de vacunas de ARNm de COVID-19 debe administrarse rutinariamente sola, con un intervalo mínimo de 14 días antes o después de la administración con cualquier otra vacuna. Sin embargo, las vacunas de ARNm de COVID-19 y otras vacunas pueden administrarse en un período más corto en situaciones en las que se considere que los beneficios de la vacunación superan los posibles riesgos desconocidos de la coadministración de vacunas (por ejemplo, la vacunación con toxoide tetánico como parte del tratamiento de heridas, la vacunación contra la rabia para la profilaxis posterior a la exposición, la vacunación contra el sarampión o la hepatitis A durante un brote) o para evitar barreras o retrasos en la vacunación COVID-19 con ARNm (por ejemplo, en residentes de centros de atención a largo plazo o en personal de salud que haya recibido la vacunación contra la influenza u otras vacunas antes o en el momento del ingreso o la incorporación). Sin embargo, si las vacunas de COVID-19 con ARNm se administran dentro de los 14 días siguientes a otra vacuna, no es necesario repetir las dosis para ninguna de las dos vacunas.

Actualizado el 4/20/21

Las personas deben vacunarse una vez que se hayan recuperado del COVID-19 y completado el periodo de aislamiento. Vacunarse es una forma más segura de generar protección que enfermarse de COVID-19. De acuerdo con los CDC, el riesgo de enfermar gravemente y morir de COVID-19 supera cualquier beneficio de la inmunidad natural.

Actualizado 2/17/2021

Las vacunas COVID-19 de ARNm pueden administrarse a personas que hayan recibido rellenos dérmicos inyectables que no tengan contraindicaciones para la vacunación. No se necesitan precauciones adicionales. Sin embargo, estas personas deben ponerse en contacto con su proveedor de atención médica para que las evalúe si experimentan hinchazón en el lugar del relleno dérmico o cerca del mismo después de la vacunación.

Con poca frecuencia, las personas que han recibido rellenos dérmicos pueden experimentar hinchazón en o cerca del lugar de la inyección del relleno (normalmente la cara o los labios) después de la administración de una dosis de la vacuna COVID-19 de ARNm. Esto parece ser temporal y puede resolverse con tratamiento médico, incluyendo la terapia con corticosteroides.

Actualizado 2/17/2021

 

El National Comprehensive Cancer Network (NCCN) ha formado recientemente un Comité de Vacunas contra el COVID-19 que incluye a los mejores expertos en hematología y oncología con experiencia en enfermedades infecciosas, desarrollo de vacunas, ética médica y tecnología de la información de salud. Este comité ha establecido recomendaciones que pueden ayudar a los proveedores de atención oncológica a tomar decisiones informadas sobre cómo proteger a sus pacientes de la actual pandemia de COVID-19 basándose en las pruebas disponibles y en el consenso de los expertos.

Actualizado 3/18/2021

 

Sí. Según el CDC, las personas inmunodeprimidas pueden recibir la vacuna COVID-19. Aunque no hay datos suficientes para determinar el momento óptimo de la vacunación contra el COVID-19 entre las personas que tienen previsto recibir terapias inmunosupresoras, las mejores prácticas para las personas inmunocomprometidas sugieren que la vacunación contra el COVID-19 debe completarse al menos dos semanas antes de iniciar las terapias inmunosupresoras. Cuando no sea posible administrar una serie completa de vacunas contra el COVID-19 con anticipación, las personas que estén recibiendo una terapia inmunosupresora pueden seguir recibiendo la vacuna contra el COVID-19. Los proveedores de atención médica deben considerar los riesgos de la persona relacionados con su condición subyacente al tomar decisiones sobre el retraso de la terapia inmunosupresora para completar la vacunación contra el COVID-19.

Actualizado 3/11/2021

En el caso de las personas vacunadas que posteriormente experimentan COVID-19, la recepción previa de una vacuna contra el COVID-19 no debe afectar a las decisiones de tratamiento (incluyendo el uso de anticuerpos monoclonales, plasma de convalecencia, tratamiento antiviral o administración de corticosteroides) ni al momento de aplicar dichos tratamientos.

Si una persona está totalmente vacunada (es decir, ≥2 semanas después de haber completado una serie de dos dosis de ARNm o una dosis única de la vacuna de Johnson & Johnson) y da positivo en la prueba del SRAS-CoV-2, se recomienda a los proveedores de atención médica y a los departamentos de salud locales que soliciten que se retenga la muestra y que informen del caso a su departamento de salud estatal inmediatamente. El CDC trabajará con el departamento de salud estatal para recopilar información sobre el caso. Además, la información sobre estos casos debe notificarse al VAERS.

Actualizado el 5/6/21

Las personas que dieron positivo para COVID-19 y que se recuperaron también deben vacunarse. Los expertos aún no saben cuánto dura la protección después de tener la enfermedad. Las vacunas lo protegen de volver a contagiarse y también de las variantes. Cada vacunación nos acerca a poner fin a la pandemia. En la actualidad, hay una gran disponibilidad de citas de vacunación para personas mayores de 16 años.