Preguntas frecuentes sobre la vacuna para el COVID-19

Escriba la palabra/frase a buscar y presione Enter.

Actualizado el 11 de febrero de 2021

  • Para saber cómo vacunarse, visite covid.ri.gov/vaccination.
  • Cronograma de vacunación de Rhode Island
  • Datos de vacunación de Rhode Island
  • Las vacunas contra el COVID-19 que se autorizaron para uso de emergencia son seguras.
  • Una persona no puede contraer COVID-19 de las vacunas contra esta enfermedad.
  • Todavía no sabemos cuánto dura la inmunidad luego de colocarse las vacunas contra la COVID-19.
  • Podría experimentar síntomas después de vacunarse. Esto significa que el sistema inmune está trabajando. Los síntomas pueden incluir dolor o hinchazón en la parte superior del brazo, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular y escalofríos.
  • Después de vacunarse, debe continuar usando una mascarilla, lavándose las manos y manteniendo la distancia de los demás.

Vacunación contra el COVID-19 en Rhode Island

Actualizado el 11 de febrero de 2021

De manera similar a las pruebas de COVID-19 en Rhode Island, hay diferentes formas de vacunarse en este estado. Las tres principales son las siguientes: en centros de vacunación del estado, en farmacias locales designadas y en otros centros de vacunación locales y regionales, como clínicas administradas por ciudades y municipalidades, hospitales, centros de salud comunitaria y otros centros de la comunidad. Todos los centros de vacunación siguen los mismos criterios de elegibilidad de la población. Sin embargo, algunos podrían avanzar a diferente ritmo en relación con las poblaciones prioritarias debido al tamaño de la población y a la capacidad operativa. Visite covid.ri.gov/vaccination para obtener información sobre cómo vacunarse en un centro administrado por el estado, una farmacia local o un centro de vacunación local o regional.

Tenga en cuenta que, para vacunarse en Rhode Island, debe vivir, trabajar o asistir a la escuela en este estado.

Actualizado el 17 de febrero de 2021

Los residentes elegibles de Rhode Island pueden programar una cita en línea a través de www.vaccinateRI.org. Si necesita ayuda para programar una cita, llame a la línea de teléfono automática 844-930-1779. Esta línea está disponible en inglés y en español. Las personas pueden programar una cita y dar consentimiento para la vacunación en línea o por teléfono en nombre de otra persona con su aprobación verbal. Las citas son limitadas, y debe contar con una para vacunarse; de lo contrario no puede hacerlo.

Actualizado el 17 de febrero de 2021

En vaccinateRI.org, primero deberá elegir el centro de vacunación al que desea asistir. Luego, deberá declarar que cumple con los criterios de elegibilidad para la vacuna. A continuación, deberá ingresar su información de contacto y del seguro médico (si no tiene, puede saltear esta sección), así como información sobre su salud. Después de eso puede buscar un turno. 

Es posible que no haya citas disponibles. Si eso sucede, no se preocupe; se agregarán más turnos. Tendrá que volver a consultar y realizar el proceso de nuevo. 

Tenga en cuenta que este sistema no funciona correctamente con el servidor de correo electrónico Cox. Si tiene una dirección de correo electrónico @cox.net, le recomendamos que use un teléfono celular con el cual pueda enviar mensajes de texto para su información de contacto.

Actualizado el 17 de febrero de 2021

Si no tiene acceso a una computadora, llame a la línea de teléfono automática al 844-930-1779, que está disponible en inglés y español. Allí, puede solicitar que una persona le devuelva la llamada y lo ayude a programar una cita de vacunación.

Además, sus amigos y familiares pueden ayudarlo a programar una cita. Una persona puede programar una cita y dar consentimiento para la vacunación en línea o por teléfono en nombre de otra persona con su aprobación verbal.

Actualizado el 17 de febrero de 2021

Los residentes de Rhode Island que no sean elegibles aún para la vacunación pueden agregar su información de contacto en una lista de notificación de información sobre la vacunación para recibir actualizaciones a medida que la elegibilidad se expanda a nuevos grupos. La inscripción en esta lista no garantiza una cita de vacunación. Para inscribirse en esta lista, visite portal.ri.gov.

Updated 3/2/21

Please show up at your assigned time. Appointments have been spaced out to avoid crowding. If you have registered, there is vaccine for you. You do not need to worry about the clinic running out. Please wear a mask and loose-fitting clothing that allows easy access to your upper arm. Follow social distancing guidelines at your appointment. You will receive a vaccination card that indicates which vaccine you received and the date and location of your vaccination. If you received a vaccine that requires a second dose, the card will also note the earliest date you can receive your second dose. We strongly encourage you to sign up for your second dose while onsite and receiving your first dose. After receiving the vaccine, you will be asked to remain on site for a 15- to 30-minute observation period. If necessary, you can make your second appointment during this observation period.

Updated 2/25/21

When you receive your first dose, you are encouraged to schedule your second dose before leaving the vaccination site. You can make your second appointment during your observation period.

Vaccines often cause our immune systems to respond in a way that shows the vaccine is working. This is healthy, normal, and expected. You may experience a sore arm, headache, fever, or body aches, but they should go away within a few days. If you have any symptoms of COVID-19 following vaccination, stay home, call a healthcare provider, and get tested.

Because there still may be a small chance you can become infected and spread the virus to others, once you’ve gotten any COVID-19 vaccine, please continue to wear your mask and watch your distance around anyone you don’t live with. 

What to expect after you get your vaccine (English only): https://youtu.be/EILCpte7GSw (CDC video)

Updated 3/3/21

Rhode Islanders can now get a copy of their COVID-19 vaccine record through portal.ri.gov/VaccineRecord. From this website, you can search for and print proof of your COVID-19 vaccination. If you need a second dose of vaccine, this record will tell you when you are eligible to get your second dose. Please note that only people who have received their COVID-19 vaccination in Rhode Island will be able to look up their vaccination record online.

If you are having trouble finding your vaccination record or are not able to go online, you can call 401-222-8022 for help.

Actualizado el 11 de febrero de 2021

Después de vacunarse, las personas deben continuar aplicando las pautas relativas a la prevención, las pruebas, la cuarentena y el aislamiento. Es probable que las personas experimenten síntomas después de recibir una vacuna de ARNm contra la COVID-19. Esta es una lista de síntomas y de lo que debe hacer si los experimenta:

  1. Síntomas locales (p. ej., enrojecimiento o inflamación en el lugar de la inyección, dolor muscular o molestia en el brazo): es poco probable que esto esté relacionado con la COVID-19. Puede ir al trabajo o a la escuela, y no se necesitan pruebas adicionales.
  2. Síntomas generalizados (p. ej., fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares en todo el cuerpo o dolor en las articulaciones): estos síntomas podrían estar relacionados con el COVID-19 o con la vacuna contra esta enfermedad. Quédese en casa y no vaya al trabajo ni a la escuela; llame a un proveedor de atención médica y hágase una prueba de COVID-19.
  3. Síntomas respiratorios (p. ej., goteo nasal, congestión, tos, dificultad para respirar y pérdida del gusto o del olfato): estos podrían estar relacionados con la COVID-19. Quédese en casa y no vaya al trabajo ni a la escuela, llame a un proveedor de atención médica y hágase una prueba de COVID-19.
  4. Síntomas gastrointestinales (p. ej., dolor abdominal, náuseas, vómitos y diarrea): estos podrían estar relacionados con la COVID-19. Intente quedarse en casa y no ir al trabajo ni a la escuela, llame a un proveedor de atención médica y hágase una prueba de COVID-19.

Actualizado el 17 de febrero de 2021

No. Las vacunas contra el COVID-19 se proporcionarán sin costo. Quienes administran las vacunas podrían cobrarles a las compañías aseguradoras una tarifa por el servicio, pero no le cobrarán a la persona que se está vacunando.

Actualizado el 17 de febrero de 2021

Si, las personas que no tienen seguro medico recibiran la vacuna contra el COVID-19 sin costo. 

 

Updated 2/1/21

Yes. Undocumented immigrants are eligible for vaccine in Rhode Island. No questions about immigration status will be asked at vaccination appointments. We do not share information with immigration authorities. *Please note that for vaccinations happening in Central Falls, you may be asked for proof of residency (e.g., identification, driver’s license, utility bill, rent bill). This is because they are prioritizing vaccine for community members. For more information and resources for undocumented immigrants, please see here.

22/1/2021

El Gobierno federal asigna la cantidad de vacunas en base a la cantidad de habitantes. 

Updated 1/26/21

Rhode Island does not yet receive enough vaccine to give to everyone at once. The State’s planning is informed by the National Academies of Medicine, Engineering, and Science’s Framework for Equitable Allocation of COVID-19 vaccine; recommendations by the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) and the Rhode Island COVID-19 Vaccine Subcommittee; new information from CDC and other partners about the availability and safety of various COVID-19 vaccines; and consultation with industry leaders, subject matter experts, and community partners. Equity is a top priority that will continue to inform our vaccine planning.

Rhode Island’s COVID-19 Vaccine Subcommittee meets regularly. To receive updates on meetings and meeting minutes, please follow this link to the Secretary of State’s Open Meeting website. Click on the orange box that says “email” to register your email address for automatic updates.

Updated 1/19/21

Rhode Island administers vaccine at roughly the same rate that the State receives vaccine. But there are several steps between receiving vaccine doses in Rhode Island and getting vaccine into someone’s arm. Those steps, such as recording and allocating specific doses or organizations which are vaccinating, distributing and transport of vaccine from a centralized site, ensuring accountability and logging of each dose and scheduling people for shots, take a few days. For this reason, there will always be a small difference between the number of doses we have received and the number of doses that have been administered.

Vaccines are not going to waste in Rhode Island. Each vaccination site has systems in place to bring people from eligible populations to receive any remaining doses from an opened vial.

Actualizado el 25 de febrero de 2021

The Federal government does not mandate vaccination for individuals. However, some employers may require or mandate staff to be vaccinated. Check with your employer to see if they have rules that apply to you.

The Rhode Island Department of Health does not mandate or require people to be vaccinated. This is voluntary. However, the COVID-19 vaccine is safe, highly effective against serious illness, and prevents you from being infected with COVID-19.

Updated 2/25/2021

If you are unable to leave home to receive COVID-19 vaccination or are the healthcare provider or family caregiver of someone who is homebound, please inform RIDOH through the following form: http://bit.ly/homeboundvax. The form is available in English, Spanish, and Portuguese and will be used for planning purposes. RIDOH will have an option for vaccination in homebound individuals in the near future. 

 

Actualizado el 11 de febrero de 2021

Idealmente, debe recibir las dos dosis en el mismo estado y en la misma ubicación. Esto se debe a que la segunda dosis se le enviará automáticamente al proveedor de atención médica o a la ubicación que le administró la primera dosis.

Actualizado el 22 de enero de 2021

En general, solo una vacuna estará disponible a través de un proveedor de atención médica o una clínica de vacunación. Comuníquese con su proveedor de atención médica si tiene preguntas o dudas específicas sobre las marcas de vacunas contra el COVID-19.

Actualizado el 11 de febrero de 2021

Si recibió la primera dosis a través de su empleador, pero no acudió a la cita para la segunda dosis, comuníquese con él directamente para programar otra cita para recibirla. Si no acudió a la cita para la segunda dosis y no se inscribió directamente a través de su empleador, comuníquese a través de [email protected] para solicitar que dicha cita se reprograme.

Las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) establecen que la segunda dosis debe administrarse lo más cerca posible del intervalo recomendado (21 días después de la primera dosis para las vacunas de Pfizer-BioNTech y 28 días para las vacunas de Moderna). Sin embargo, si no es posible mantener ese intervalo recomendado, la segunda dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna puede programarse para ser administrada hasta seis semanas (42 días) después de la primera dosis. Actualmente, hay datos limitados sobre la eficacia de las vacunas de ARNm contra el COVID-19 si se colocan fuera de ese intervalo. Si bien no hay suficientes datos sobre la eficacia, cuando se producen demoras que no pueden evitarse, la segunda dosis puede administrarse pasado ese período; no es necesario volver a empezar la serie.

Seguridad de las vacunas para el COVID-19

Actualizado el 28 de diciembre de 2021

No. Las vacunas no causan la enfermedad. Sin embargo, las vacunas sí pueden generar una respuesta por parte del sistema inmunitario. Esto indica que la vacuna, y el sistema inmunitario de su cuerpo, funcionan.

Según la información publicada sobre las vacunas de Pfizer y Moderna, se espera que las personas demuestren síntomas después de recibir la vacuna. Es posible sentir dolor en el lugar de la inyección, algunas molestias y fatiga. Estos síntomas pueden ser más notorios que aquellos que produce la vacuna contra la gripe. Esto es algo completamente normal y desaparece en pocos días.

La seguridad es la prioridad más importante. Las vacunas para el COVID-19 se han evaluado en ensayos clínicos muy grandes con personas de diferentes edades, razas y etnias para garantizar la seguridad. Se han seguido todos los pasos de seguridad; las vacunas para el COVID-19 se someten a las mismas pruebas que otras vacunas para confirmar que son seguras. A fin de garantizar la seguridad de las vacunas en Estados Unidos, se lleva a cabo un riguroso proceso de desarrollo y aprobación. Una vez que se aprueba una vacuna, se implementan varios sistemas para garantizar su seguridad de forma continua. Consulte las respuestas anteriores para conocer cómo se determina la seguridad de una vacuna durante el proceso de aprobación.  

Después de que se aprueba y se distribuye una vacuna, se utilizan sistemas de control de vacunas para comprobar que no haya posibles efectos secundarios. Si se observa un efecto secundario inesperado, los expertos realizan una evaluación para determinar si es necesario implementar cambios en las recomendaciones de la vacuna.  

El Sistema para Informar Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS) es un programa nacional de control de seguridad de las vacunas desarrollado por la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC). El VAERS recopila y analiza información de informes de eventos adversos (p. ej., efectos secundarios) que ocurren después de que se aprueba y se distribuye una vacuna. Todas las personas pueden presentar un informe al VAERS a través del siguiente enlace: https://vaers.hhs.gov/reportevent.html. Hay Sistemas para Informar Reacciones Adversas a las Vacunas disponibles en el Departamento de Defensa, el Departamento de Asuntos Internos y el Servicio de Salud para Indígenas Estadounidenses.  

Además del VAERS, hay varios programas e iniciativas disponibles para controlar la seguridad de las vacunas, incluidos los siguientes: el Proyecto de Enlace de Datos sobre la Seguridad de las Vacunas y el Proyecto de Evaluación de la Seguridad de la Inmunización Clínica de los CDC; y el Sistema de Seguridad y Eficacia Biológicas y la Iniciativa Sentinel de la FDA. Para obtener más información sobre los diferentes sistemas, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety.html.  

 

Actualizado el 14 de diciembre de 2020.

V-safe es una herramienta para teléfonos inteligentes, desarrollada por los CDC, que usa mensajes de texto y encuestas en línea para ofrecerle chequeos de salud personalizados luego de recibir la vacuna para el COVID-19. Con esta herramienta, puede informar a los CDC rápidamente sobre la aparición de cualquier efecto secundario después de recibir la vacuna. Según sus respuestas, algún miembro de los CDC podría llamarlo para verificar cómo está y pedirle más información. Además, v-safe le recordará cuando deba recibir la segunda dosis de la vacuna para el COVID-19, si corresponde.

Usar la herramienta v-safe de los CDC marca la diferencia: su participación ayuda a mantener la seguridad de las vacunas para el COVID-19. Para obtener más información sobre v-safe, visite el sitio de los CDC. 

Las vacunas para el COVID-19 que han sido autorizadas han sido probadas en ensayos clínicos muy grandes en personas de diferentes edades, razas y etnias. Los investigadores se encargan de publicar la información relacionada con quienes participan en los ensayos de las vacunas. Según comunicados de prensa recientes, sabemos que la fase 3 del ensayo de la vacuna de Moderna incluye 30 000 participantes de 18 años de edad en adelante. Alrededor de la mitad (42 %) de los participantes del estudio pertenecen a grupos de alto riesgo, Esto significa que tienen más de 65 años o sufren de afecciones crónicas, como diabetes, obesidad grave y enfermedades cardíacas. Más de un tercio (37 %) de los participantes del estudio pertenecen a comunidades de color. También puede encontrar datos sobre la diversidad de participantes en el ensayo clínico de la vacuna de Pfizer aquí.

Actualizado el 22 de enero de 2021

Las vacunas de Pfizer y Moderna solo están autorizadas para personas de 16 y 18 años en adelante, respectivamente.

Contraindicaciones y las vacunas para el COVID-19

Actualizado el 11 de febrero de 2021

Si tiene alergias que no están relacionadas con las vacunas (p. ej., alergias a los alimentos, a las mascotas o al látex), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que se coloque la vacuna contra la COVID-19. Si tiene alguna pregunta, consulte con su proveedor de atención médica. 

Si alguna vez tuvo una reacción alérgica a otro tipo de vacunas, los CDC recomiendan que hable con un proveedor de atención médica sobre si debe colocarse una vacuna de ARNm contra la COVID-19.

Si tuvo alguna vez una reacción alérgica al polietilenglicol (PEG) o al polisorbato, los CDC recomiendan que no se coloque una vacuna de ARNm contra la COVID-19. Esto se debe a que el PEG es un componente de las vacunas de ARNm contra la COVID-19. El polisorbato no es un componente de estas vacunas, pero está estrechamente relacionado con el PEG.

Si tuvo una reacción alérgica no grave a una vacuna contra la COVID-19, los CDC recomiendan que no se coloque ninguna de las vacunas de ARNm disponibles actualmente contra esta enfermedad. Entre los ejemplos de reacciones alérgicas no graves se incluyen urticaria, hinchazón y respiración sibilante. Si tuvo una reacción inmediata después de la primera dosis de una vacuna de ARNm contra la COVID-19, no debe colocarse la segunda dosis. Hable con un proveedor de atención médica o con un especialista en alergias para que le proporcionen más asesoramiento.  

Si tuvo una reacción alérgica grave a una vacuna contra la COVID-19, como una reacción que debe tratarse con epinefrina o EpiPen© o que requiere atención hospitalaria, los CDC recomiendan que no se coloque ninguna de las vacunas de ARNm disponibles actualmente contra esta enfermedad. Si tuvo una reacción alérgica después de la primera dosis de una vacuna de ARNm contra la COVID-19, no debe colocarse la segunda dosis.

Para obtener más información, consulte las recomendaciones de los CDC para las personas con alergias: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/safety/allergic-reaction.html y https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/info-by-product/clinical-considerations.html?CDC_AA_refVal=https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/info-by-product/pfizer/clinical-considerations.html.

 

Updated 2/25/21

Pregnant and breastfeeding women can be vaccinated if they choose, after they have had the opportunity to discuss risks and benefits with their healthcare providers. Experts believe that mRNA vaccines are unlikely to pose a risk for people who are pregnant.

 There is a global vaccine trial to evaluate the safety and effectiveness of the Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine in healthy pregnant women over the age of 18. On February 18, 2021, Pfizer Inc. and BioNTech SE announced that the first participants in their Phase 2/3 vaccine trial have received their first doses of the vaccine. Visit ClinicalTrials.gov to learn more.

There are no data on the safety of COVID-19 vaccines in women who are breastfeeding or on the effects of mRNA vaccines on the breastfed infant or on milk production/excretion. mRNA vaccines are not thought to be a risk to the breastfeeding infant.

For more, see CDC’s page on COVID-19 vaccination considerations for people who are pregnant.

Actualizado el 4 de enero de 2021

Sí, aun así debe colocarse la vacuna contra la COVID-19. No sabemos cuánto tiempo está protegido de volver a contraer la enfermedad luego de haberse recuperado de ella.

Actualizado el 4 de enero de 2021

No. No puede colocarse la vacuna si está infectado actualmente. Si dio positivo para COVID-19, debe esperar hasta que haya completado el período de aislamiento y se lo considere recuperado. No es común que las personas que vuelven a contraer COVID-19 se contagien dentro de los 90 días de haberse recuperado de la primera infección. Por este motivo, puede retrasar su vacunación hasta que hayan pasado 90 días de la infección, si lo desea.

Las personas que han recibido cualquier otra vacuna en los últimos 14 días deben esperar hasta que pasen los 14 días para recibir la vacuna contra el COVID-19.

Updated 2/26/21

 

Taking antihistamines or fever-reducing medications before vaccination is not recommended. This is because there is not enough information on their impact on mRNA COVID-19 vaccine effectiveness, and because they could prevent you from noticing a symptom of allergic reaction or anaphylaxis.

However, you may take fever-reducing medications after vaccination, if medically appropriate.

Vacunas y prevención del COVID-19

Updated 2/25/2021

Yes, you will need to wear a mask after being vaccinated. The COVID-19 vaccine is safe, highly effective against serious illness, and prevents you from being infected with COVID-19. Get vaccinated when it's available to you. 

Because there may still be a small chance you can become infected and spread the virus to others, once you've gotten any COVID-19 vaccine, please continue to wear your mask and watch your distance around anyone you don't live with.

Updated 2/25/21

Yes, you still need to practice social distancing after vaccination. Because there still may be a small chance you can become infected and spread the virus to others, once you’ve gotten any COVID-19 vaccine, please continue to wear your mask and watch your distance around anyone you don’t live with.

Updated 2/25/21

If you’ve been in close contact with someone who tested positive for COVID-19 or you’ve recently arrived in Rhode Island from outside the 50 states or the District of Columbia (DC) or from a hot spot within the 50 states or DC, you do not need to quarantine if:

  • You’ve gotten a final dose of a COVID-19 vaccine at least 14 days before your last exposure or out-of-state travel that is either FDA approved or received an Emergency Use Authorization (EUA) and
  • It’s been less than 90 days since your final vaccine dose and
  • You haven’t had symptoms of COVID-19 since your last exposure or out-of-state travel.

Always watch for symptoms for a full 14 days. If you have symptoms of COVID-19isolate at home and get tested. Vaccinated close contacts and travelers should still get a COVID-19 test between 5 and 10 days after their last exposure or out-of-state travel. Vaccinated hospitalized patients and long-term care facility residents must still quarantine for 14 day

Nothing changes with isolation:

  • If you have symptoms of COVID-19, isolate at home and get tested.
  • If you test positive for COVID-19, you must still isolate for 10 days after your symptoms start or after your test date if you have no symptoms.

Updated 1/4/21

Yes, you must isolate if you test positive for COVID-19 whether or not you have received a vaccine. The COVID-19 vaccine does not in any way interfere with PCR or rapid testing from a respiratory specimen. If you test positive after receiving the vaccine, please seek guidance from your/a healthcare provider.

Acutalizado el 11 de enero de 2021.

No. Aunque una persona tenga cierta protección a corto plazo por los anticuerpos desarrollados después de recuperarse del COVID-19, se desconoce cuánto dura esta protección. La vacuna es la mejor protección y es segura. Las personas con COVID-19 pueden contraer enfermedades graves y algunas tienen síntomas debilitantes que pueden durar meses. 

Updated 1/4/21

Vaccinated persons should continue to follow all current guidance to protect themselves and others, including following CDC travel guidance.

International Travelers: Not all countries have started vaccinating their populations, so continue to follow COVID-19 guidelines such as mask wearing and social distancing when you travel. Different governments across the world are likely to have different protocols for travelers to prove their vaccination status and to test and/or quarantine if they been not been vaccinated, so check the guidelines of the country you plan to visit before traveling.

Domestic Travelers: Quarantine restrictions and rules will continue to vary depending on which state you are traveling to. To learn more about the current restrictions that are in place, check with the health department of the state you are traveling to.

Vacunas y pruebas para el COVID-19

Actualizado 11 de enero de 2021

No, no es necesario hacerse una prueba de COVID-19 antes de vacunarse. Si tiene síntomas de COVID-19 o si ya sabe que tiene COVID-19, no debe vacunarse hasta que haya cumplido con los requisitos del aislamiento o la cuarentena.

Esta recomendación es válida para las personas que contraen COVID-19 antes de recibir cualquier dosis de la vacuna y para las personas que contraen COVID-19 después de la primera dosis, pero antes de la segunda.

Si tiene programado colocarse la primera o la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 mientras está en aislamiento, deberá cancelar la vacunación y reprogramarla para cuando haya finalizado el aislamiento o la cuarentena. No es necesario esperar una cantidad de tiempo específica para vacunarse contra el COVID-19 después de haber finalizado el aislamiento. Sin embargo, si aún no se colocó la primera dosis de la vacuna, puede esperar 90 días entre la fecha del alta y la vacunación porque es probable que haya adquirido inmunidad natural contra el COVID-19 después de contraer la enfermedad.  

Actualizado el 11 de enero de 2021.

Si dio positivo en COVID-19 tras el análisis de una muestra respiratoria, significa que tiene COVID-19 y que debe aislarse sin importar si se colocó la vacuna o no.

Hay dos tipos de prueba para detectar el COVID-19: virales y de anticuerpos.

Las pruebas virales (la prueba de PCR o la prueba rápida de antígenos), como los hisopados nasales, sirven para saber si una persona está infectada con el virus. Ni las vacunas recientemente autorizadas y recomendadas ni las otras vacunas contra el COVID-19 en fase de investigación en ensayos clínicos en Estados Unidos producen resultados positivos en las pruebas virales.

Las pruebas de anticuerpos se usan para detectar anticuerpos del virus del COVID-19 en la sangre. Si el cuerpo desarrolla una respuesta inmunitaria después de recibir la vacuna contra el COVID-19, que es el objetivo de la vacunación, una prueba de anticuerpos puede arrojar un resultado positivo. Los resultados positivos de las pruebas de anticuerpos también indican que una persona estuvo expuesta al virus que provoca el COVID-19. Un resultado positivo de la prueba de anticuerpos no siempre implica que una persona tiene inmunidad protectora. No se puede determinar si la presencia de anticuerpos se debe a la vacuna o al hecho de haber contraído la enfermedad. Los expertos están investigando de qué manera la vacuna contra el COVID-19 afectaría los resultados de las pruebas de anticuerpos.

Updated 2/25/21

Yes, you must continue to participate in surveillance testing even after being vaccinated. Because there still may be a small chance you can become infected and spread the virus to others, once you’ve gotten any COVID-19 vaccine, please continue to wear your mask and watch your distance around anyone you don’t live with. Please also continue to take part in required and optional testing at your workplace and elsewhere. 

Vacunas y tratamientos para el COVID-19

Actualizado el 17 de diciembre de 2020

Si recibió un tratamiento de anticuerpos monoclonales o plasma convaleciente, los CDC aconsejan esperar 90 días para vacunarse contra el COVID-19.

Autorización y aprobación de las vacunas para le COVID-19 

Las vacunas atraviesan tres fases de ensayos clínicos. En cada una, se analiza la seguridad y eficacia en una cantidad de voluntarios cada vez mayor.

En la fase 1, las vacunas se prueban en 20 a 100 personas aproximadamente.

En la fase 2, se prueban en varios cientos de voluntarios.

En la fase 3, se prueban en miles de voluntarios.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) solo aprueba las vacunas si son seguras y eficaces, y si los beneficios superan los riesgos.

Actualizada el 22 de diciembre de 2020.

Una autorización de uso de emergencia (Emergency Use Authorization, EUA) es un poder que permite a la FDA poner a disposición ciertos productos médicos (p. ej., vacunas, tratamientos) durante emergencias de salud pública. También autoriza el uso de productos médicos aprobados para indicaciones diferentes de las previstas inicialmente.  

La EUA tiene validez solo durante la emergencia. Las aprobaciones regulares de la FDA no tienen vencimiento, a menos que ocurra un problema relacionado con la seguridad o la eficacia que requiera una revisión adicional.  

La FDA autorizó el uso de emergencia para la vacuna de Pfizer y de Moderna

Para emitir una EUA, es necesario que, como mínimo, los beneficios potenciales y conocidos de un medicamento, un dispositivo o una prueba superen los riesgos. Además, dicho medicamento, dispositivo o prueba debe cumplir ciertos parámetros de seguridad y eficacia, y las personas deben tener una necesidad urgente de atención.                              

La FDA publicó una guía destinada a los fabricantes de vacunas que están considerando solicitar una EUA. En este documento, se explican los criterios que se deben cumplir antes de que una vacuna para el COVID-19 reciba una EUA. Para satisfacer estos criterios, los fabricantes usarán información obtenida a partir de un ensayo clínico de fase III. Los beneficios potenciales y conocidos de la vacuna deben compensar los riesgos potenciales y conocidos. Además, la vacuna debe tener una eficacia de al menos el 50 % y cumplir con ciertas normas de seguridad entre un grupo relativamente grande de voluntarios. La FDA también consultará con un comité asesor independiente antes de emitir una EUA para una vacuna para el COVID-19.  

La concesión de una EUA no significa que los ensayos clínicos de vacunas se interrumpirán. Se seguirá recopilando información a través de estos ensayos, incluso aunque se emita dicha autorización.  

Para obtener más información sobre las EUA, visite Autorización de uso de emergencia y Preguntas frecuentes sobre las autorizaciones de uso de emergencia (EUA) para dispositivos: COVID-19.   

 

Las vacunas para el COVID-19 se someten a las mismas pruebas que otras vacunas para confirmar que sean seguras. No se ha saltado ningún paso de seguridad.

Hay algunas diferencias con respecto a otros procesos, lo que podría acelerar la disponibilidad de la vacuna para el COVID-19 en comparación con las vacunas típicas. Es importante destacar que ha habido mucha colaboración entre toda la comunidad científica para desarrollar una vacuna. Estamos atravesando una pandemia. Como resultado, se han destinado mucho tiempo y una gran cantidad de recursos en todo el mundo para lograrlo.  

Además, los investigadores tuvieron una ventaja en el desarrollo de la vacuna gracias a las investigaciones previas sobre coronavirus similares, como los virus que causan el síndrome respiratorio de Oriente Medio (Middle East Respiratory Syndrome, MERS) y el síndrome respiratorio agudo grave (Severe Acute Respiratory Syndrome, SARS). Asimismo, el Gobierno decidió comenzar a producir dosis de ciertas vacunas para el COVID-19 que ya se encuentran en ensayos de fase 3. De esta manera, si se determina que las vacunas son seguras y efectivas, las personas podrán recibirlas de inmediato.  

 

COVID-19 Vaccine: Addressing Misinformation

There is a lot of information about COVID-19 vaccines. It can be difficult to know which sources of information to trust. Here are some suggestions for where and how you can look for accurate and trustworthy vaccine information.

Updated 3/4/21

All three vaccines are safe; highly effective at preventing serious illness, hospitalizations, and death; and reduce the risk of being infected. All three vaccines will help protect you from getting different variants of COVID-19. If you are eligible to get vaccinated, the best vaccine for you is the one that is available to you first.

Comparing the results from the Pfizer and Moderna trials to the results from the Janssen trials is like doing an apples and oranges comparison. This is because the vaccines were tested at different times, in different places, with different groups of people. Further, different strains of the coronavirus were more present than others, depending on where the trials were done. For example, the Janssen vaccine was tested in multiple countries, including South Africa, where the dominant strain is more contagious.

The vaccines will continue to be studied over time, so we will have more comparable data in the future.

Actualizado el 11 de enero de 2021

No. Las vacunas no tienen un microchip, y no se usarán para rastrear a la gente o para recolectar información personal y subirla a una base de datos. Este mito surgió después de unos comentarios que hizo Bill Gates desde la Fundación Bill y Melinda Gates sobre certificados digitales de registros de vacunación. La tecnología a la que se refería no es un microchip, no se implementó de ninguna manera y no está relacionada con el desarrollo, el estudio o la distribución de las vacunas contra el COVID-19.  

 

Actualizado el 11 de enero de 2021

No. Las vacunas disponibles contra el COVID-19, que son vacunas con ARN mensajero (ARNm) no modifican el ADN. Según los CDC, las vacunas con ARN mensajero les indican a las células del cuerpo cómo producir una proteína que genera una respuesta inmunitaria. El ARN mensajero que se inyecta en el cuerpo no ingresa a los núcleos de las células, donde se encuentra el ADN, y no interacciona con el ADN de las células ni le hace nada. Las células destruyen y eliminan el ARN mensajero ni bien completan las instrucciones.  

Actualizado el 11 de enero de 2021.

No. Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 que están en desarrollo o que se usan en Estados Unidos contiene el virus que causa el COVID-19 atenuado. El objetivo de cada una de estas vacunas es enseñarle al sistema inmunitario a reorganizarse y combatir el virus que causa el COVID-19. A veces, este proceso puede provocar síntomas, como fiebre. Estos síntomas son normales y son una señal de que el cuerpo está desarrollando inmunidad. 

Por lo general, el cuerpo tarda unas pocas semanas en desarrollar inmunidad después de la vacunación. Esto significa que es posible que una persona se contagie con el virus que provoca el COVID-19 y se enferme justo antes o después de vacunarse, pero esto no es consecuencia de la vacunación. Se debe a que no pasó tiempo suficiente para que la vacuna haga efecto y proteja a dicha persona.  

 

Actualizado el 11 de enero de 2021.

No. Aunque una persona tenga cierta protección a corto plazo por los anticuerpos desarrollados después de recuperarse del COVID-19, se desconoce cuánto dura esta protección. La vacuna es la mejor protección y es segura. Las personas con COVID-19 pueden contraer enfermedades graves y algunas tienen síntomas debilitantes que pueden durar meses. 

Actualizado el 11 de enero de 2021.

No. La vacuna contra la gripe no protege contra el COVID-19; sin embargo, la vacuna contra la gripe tiene muchos otros beneficios importantes. La vacuna contra la gripe reduce el riesgo de contraer la enfermedad, de tener que hospitalizarse y también reduce el riesgo de muerte por gripe. Esta temporada, vacunarse contra la gripe es más importante que nunca, no solo para reducir el riesgo de contraer gripe, sino también para no usar recursos de atención médica que podrían escasear.  

Actualizado el 11 de enero de 2021.

Sí. La Academia Pontificia para la Vida declaró que, aunque las vacunas tienen cierta conexión con líneas celulares provenientes de tejidos extraídos durante abortos, las líneas celulares se modificaron tanto que no es inmoral recibir una vacuna desarrollada con células humanas. Además, la Academia Pontificia para la Vida considera que el alcance de la vacunación es una obligación moral: las vacunas protegen la salud y salvan vidas. Al vacunarse, puede proteger a aquellos que no pueden hacerlo debido a que tienen afecciones preexistentes. 

La Asociación Católica para la Salud y el Comité de Doctrina de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. recurrieron a los argumentos de la Academia Pontificia para confirmar que las vacunas de Pfizer y de Moderna son “moralmente aceptables”. La Asociación Católica para la Salud alienta a las organizaciones católicas para la salud a distribuir estas vacunas.  

Actualizado el 11 de enero de 2021.

No. Ni las vacunas recientemente autorizadas y recomendadas ni las otras vacunas contra el COVID-19 en fase de investigación en ensayos clínicos en Estados Unidos producen resultados positivos en las pruebas virales (p. ej., un hisopado nasal), que sirven para saber si una persona tiene el virus. ​

Si el cuerpo desarrolla una respuesta inmunitaria, que es el objetivo de la vacunación, es posible que algunas pruebas de anticuerpos arrojen un resultado positivo. Las pruebas de anticuerpos se utilizan para saber si una persona tuvo el virus y si tiene algún nivel de protección contra el virus. Los expertos están investigando de qué manera la vacuna contra el COVID-19 afectaría los resultados de las pruebas de anticuerpos

Actualizado el 22 de enero de 2021.

No, las vacunas contra el COVID-19 no causan infertilidad. No hay pruebas de que la vacuna contra el COVID-19 cause un riesgo mayor de infertilidad, pérdidas en el primer o segundo trimestre, mortinato o anomalías congénitas de ningún tipo. Varias organizaciones médicas nacionales han emitido declaraciones que así lo afirman, como esta declaración de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva. También puede hacer clic aquí para ver la información que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han compartido sobre las vacunas durante el embarazo.