Variantes del COVID-19

La variante ómicron

El 26 de noviembre de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó una nueva variante, la B.1.1.529, como una “variante de preocupación” y la llamó “ómicron”. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) están haciendo un seguimiento de los detalles de esta nueva variante, acerca de la cual la OMS tuvo conocimiento por parte de Sudáfrica. Entre varias medidas de prevención, los CDC recomiendan que todas las personas mayores de 5 años completen el esquema de vacunación para protegerse del COVID-19. También fomentan la administración de una dosis de refuerzo a la población elegible. Para leer la declaración completa de los CDC, haga clic aquí.

El 10 de diciembre de 2021, el Departamento de Salud de Rhode Island (RIDOH) identificó el primer caso de COVID-19 causado por la variante ómicron. La información actual nos indica que la variante ómicron es sumamente contagiosa.

Actualmente, la mayoría de los casos de COVID-19 en Rhode Island se deben a la variante ómicron.

La variante delta

Lo que sabemos

  • La variante delta es agresiva, se propaga con rapidez y facilidad, y puede provocar una enfermedad más grave en personas de todas las edades, incluidos los jóvenes.
  • Algunas personas vacunadas pueden contagiarse con la variante delta del COVID-19, pero la mayoría de las hospitalizaciones y muertes siguen ocurriendo entre las personas no vacunadas.

Lo que podemos hacer

  • Los datos sugieren que las vacunas contra el COVID-19 ayudan a protegerte contra la variante delta.
    • Las personas sin vacunar corren más riesgo de contagiarse de la variante delta y propagarla.
    • Vacunarse, llevar mascarilla y someterse a una prueba cada semana, son muy importantes, ahora más que nunca, para detener la propagación de la variante y conservar los avances que hemos logrado.
    • La vacunación reduce el riesgo de enfermedades graves, hospitalización y muerte por la variante delta. Encuentre una vacuna cerca de usted en C19VacunaRI.org.
  • Incluso si tiene síntomas leves de COVID-19 y tiene todas las vacunas al día, aíslese en su hogar y realícese la prueba.
  • El tratamiento con MABS (anticuerpos monoclonales) puede evitar que la enfermedad por la variante delta se agrave.
    • Tratamientos para el COVID-19 es para las personas que dan positivo en la prueba de COVID-19. Ayuda a evitar que te enfermes más y seas hospitalizado. Obtenga más información en covid.ri.gov/tratamiento.

Imprima y comparta nuestro folleto de la variante delta que es una versión imprimible de esta información.

Lo que sabemos sobre las variantes

  • Los virus cambian todo el tiempo; esto es normal y previsible. Estos cambios pueden producirse cuando un virus pasa de una persona a otra. Cuando un virus cambia, la nueva versión se denomina variante. Existen muchas variantes del virus que causa el COVID-19. Los científicos y expertos médicos y de la salud están estudiando estas variantes para comprender cómo los cambios del virus afectan la forma en que este se propaga e infecta a las personas. Para entender mejor qué son las variantes, cómo se forman y cómo se propagan, escuche este episodio de Public Health Out Loud. (inglés solamente)
  • Las variantes se encuentran en todo el mundo. Los CDC llevan un registro de estas variantes y publican actualizaciones en una página web sobre las variantes del COVID-19 (inglés solamente).   
  • Algunas variantes se propagan con mayor facilidad y rapidez que otras. Esto significa que pueden causar más casos de COVID-19, lo que puede llevar a más hospitalizaciones y más muertes. Algunas variantes también pueden afectar nuestros tratamientos, vacunas y pruebas. Las llamamos “variantes de inquietud”.
  • Las variantes de inquietud del COVID-19 se han convertido en dominantes en Rhode Island. El Departamento de Salud de Rhode Island está haciendo un seguimiento de estas variantes y publica datos (inglés solamente) en el Rastreador de datos del COVID-19.
  • Los datos sugieren que las vacunas contra el COVID-19 autorizadas para su uso en Estados Unidos ofrecen protección contra todas las variantes actuales del COVID-19.
  • Todos podemos ayudar a evitar que estas variantes se propaguen si seguimos recomendaciones básicas para proteger a su familia. Esto sirve para ayudar a las familias, los negocios y la economía de Rhode Island. Siga usando la mascarilla, mantenga la distancia, cumpla con los requisitos de cuarentena y aislamiento, hágase pruebas con regularidad y vacúnese cuando la vacuna esté disponible para usted.

Lo que no sabemos sobre las variantes

Los científicos están trabajando para obtener más información sobre estas variantes y se necesitan más estudios para comprender:

  • Qué tan generalizada ha sido la propagación de estas variantes.
  • Si estas variantes les ocasionan a las personas una enfermedad leve o más grave.
  • Cómo estas variantes podrían afectar los tratamientos, las vacunas y las pruebas actuales.

Lo que está haciendo Rhode Island

Los Laboratorios de Salud del RIDOH coordinan el programa de vigilancia genómica del SARS COV- 2 en colaboración con los CDC y los laboratorios clínicos y académicos. Esto significa que estamos secuenciando y analizando una selección representativa de muestras de los virus que están en circulación en el estado para identificar diferencias entre estas muestras y el material genético del virus original. 

Compartimos los resultados de estos análisis en la página de Variantes del Rastreador de datos del COVID-19. (inglés solamente)

Recursos (inglés solamente)